07-1kama_Guardia-Civil-USECIC
La colaboración entre los agentes de Colmenar Viejo y Segovia ha sido determinante para detener a los acusados. / KAMARERO
Publicidad

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Área de Investigación del Puesto de Colmenar Viejo, coordinados con la Guardia Civil de la Compañía de Segovia, han logrado detener a cuatro personas, pertenecientes a un grupo criminal, por su presunta implicación en 181 robos con fuerza en interior de vehículos y diversos delitos de estafa por uso fraudulento de tarjetas de crédito en siete provincias españolas.

La investigación tuvo su origen en el mes de abril, como consecuencia de las denuncias por robo en el interior de vehículos acaecidas en la localidad madrileña de Colmenar Viejo. Tras un minucioso estudio en zonas donde el método utilizado para este tipo de hurtos fuera coincidente, los agentes descubrieron un sinfín de hechos delictivos perpetrados en diferentes provincias, entre ellas Segovia, donde se produjeron hasta doce robos ocurridos en las localidades de Torreiglesias, Valsaín y Muñoveros, los cuales estaban ya siendo investigados por los agentes de la Guardia Civil de Segovia.

Fruto de las investigaciones, los agentes pudieron identificar a los presuntos autores, tratándose de cuatro personas, tres domiciliadas en el barrio de Carabanchel, Madrid, y otra en Aranjuez, Madrid, que se desplazaban fuera de su residencia para efectuar los robos.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil les permitieron conocer el modus operandi de este grupo criminal, centrado principalmente en localizar y ubicar, en distintas localidades de la geografía española, cualquier tipo de evento, predominantemente deportivos, donde pudiera haber una gran afluencia de vehículos estacionados en aparcamientos o descampados.

Allí, elegían el vehículo a robar y, utilizando una tuerca de aleación, fracturaban las ventanillas auxiliares de los vehículos, procediendo a desvalijarlo en segundos, sin levantar sospechas, y sustrayendo, preferiblemente, material deportivo, aparatos electrónicos, tipo GPS, teléfonos móviles o tablets, y dinero en metálico, así como documentación personal y documentos identificativos para su posterior uso fraudulento en cajeros de distintas entidades bancarias.

Los detenidos son cuatro varones de nacionalidad extranjera, con edades comprendidas entre los 24 y 44 años de edad, y que ya cuentan con antecedentes penales por delitos de robo con fuerza.