Publicidad

La Policía Nacional detuvo a una persona como presunta autora de una simulación de delito y una estafa, tras denunciar la denuncia del robo de un teléfono móvil que resultó ser falsa.

Según informa la Subdelegación del Gobierno, la investigación comenzó el 8 de octubre del pasado año, cuando un ciudadano interpuso una denuncia, en la Comisaría de Policía de Segovia, por la sustracción de un teléfono móvil, que se encontraba en el interior de un vehículo.

Tras las oportunas investigaciones se concluyó que la sustracción del teléfono nunca se había producido. Mientras tanto, la compañía en la que el denunciante tenía asegurado el terminal telefónico le había entregado un teléfono móvil nuevo; causa probable de este delito. De este modo, y en consecuencia, se procedió a la detención del denunciante por la presunta comisión de dos ilícitos penales, uno de simulación de delito y otro de estafa

En la información facilitada por la Subdelegación del Gobierno se incluye una advertencia desde la Comisaría de la Policía Nacional de Segovia donde se incide en la problemática derivada de la denuncia sobre hechos penales inexistentes, sea cual fuere la pretensión que se intenta conseguir (obtener una indemnización del seguro, encubrir negligencias o descuidos), ya que puede dar lugar a responsabilidades penales.