Desarticulado un grupo dedicado a robar en estancos y bares

Los implicados cambiaban continuamente de vehículo e incluso llegaron a utilizar un vehículo grúa

La Guardia Civil de Valladolid ha desarticulado un grupo criminal dedicado al robo con fuerza en estancos y bares que cometieron en varias localidades de las provincias de Valladolid, Burgos, Soria, Segovia, Cuenca, Cáceres y Madrid, y ha detenido a cinco personas e investigado otra más, todas ellas de nacionalidad extranjera.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de junio, cuando se cometió un robo en el estanco de la localidad de Mota del Marques (Valladolid), ha informado el instituto armado en un comunicado. Gracias a la colaboración ciudadana, se lograron datos que permitieron iniciar una investigación, la cual se terminó centrando en un grupo de ciudadanos afincados en localidades del sur de la Comunidad de Madrid.

Se desplazaban en horario diurno para conocer los lugares donde iban a cometer los robos y solían elegir localidades pequeñas a las que llegaban horas antes de cometer el delito. Adoptaban importantes medidas de seguridad, cambiaban continuamente de vehículos y debido a las restricciones de movilidad con motivo de la covid-19 llegaron a utilizar un vehículo grúa en horario nocturno para poder así evitar ser controlados, justificando sus desplazamientos por motivos laborales.

Los establecimientos forzados eran preferentemente estancos, a los que accedían mediante un butrón o fracturando la puerta principal tras forzar la verja metálica con un gato de vehículo. En otras ocasiones los robos los perpetraban en bares, de los que sustraían la recaudación de las máquinas tragaperras, botellas de bebidas alcohólicas e incluso sustraían lotería nacional.

En el mes de octubre, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Valladolid, procedió a la detención de varios de los integrantes del grupo criminal, tras ser sorprendidos después de la comisión del robo en un bar de la localidad de Fresno de Torote (Madrid), logrando la recuperación de todo lo sustraído.

En días posteriores se lograron las detenciones del resto de integrantes del grupo en las localidades de Fuenlabrada y Parla. Se practicaron varios registros domiciliarios en los que se incautó 1.300 euros en efectivo, tabaco, 30 botellas de alcohol y décimos de lotería que han permitido esclarecer otros hechos.

Con la desarticulación de este grupo, se han logrado esclarecer diez robos en establecimientos de diversas localidades de las provincias de Valladolid, Burgos, Soria, Segovia, Cuenca, Cáceres y Madrid.

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid.