Algunos de los artículos sustraídos por los detenidos del interior de las viviendas. / EL ADELANTADO

La Guardia Civil de Segovia ha desarticulado un grupo criminal especializado en robos con fuerza en el interior de viviendas. Dentro del marco de la ‘Operación Pegueras‘, como se ha denominado la actuación, se ha detenido a tres personas como presuntos autores de varios robos con fuerza en las cosas en el interior de viviendas habitadas, realizados en diferentes localidades de las provincias de Segovia y Valladolid.

Los detenidos se dedicaban a entrar por la fuerza en viviendas habitadas cuando los propietarios se encontraban fuera de sus domicilios. Comprobaban llamando a los timbres de las viviendas la ausencia de sus moradores y entraban tras forzar puertas o ventanas de las partes menos visibles, sustrayendo joyas, dinero y en ocasiones pequeños electrodomésticos de fácil trasporte.

Los implicados se desplazaban en vehículo desde una localidad de la provincia de Valladolid y aprovechaban la ausencia de moradores en el interior de las viviendas. Uno de los componentes del grupo se dedicaba a permanecer en las proximidades realizando labores de vigilancia y los otros dos se dirigían a pie hasta las viviendas elegidas previamente, para llamar a los timbres y cometer los robos.

Entre los meses de agosto a diciembre de 2020, se produjeron varios robos con fuerza en el interior de viviendas de varias localidades de la provincia de Segovia, usando el mismo modus operandi, motivo por el cual se inició una investigación para el esclarecimiento de los hechos. En todos los casos se trataba de robos con fuerza en viviendas habitadas, las cuales habían sido reconocidas previamente para la comprobación de los accesos, la existencia y localización de posibles cámaras de seguridad y alarmas.

En base a los indicios recogidos en las inspecciones oculares realizadas por el Laboratorio de Criminalística de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Segovia, así como los seguimientos, visualización de grabaciones y múltiples gestiones realizadas por el Equipo de Delitos contra el Patrimonio de la UOPJ de la Comandancia de Segovia, se pudo identificar y vincular a las personas detenidas con los delitos que se estaban investigando.

Con la detención de estas personas se han esclarecido un total de 15 ilícitos penales cometidos en las provincias de Segovia y Valladolid. Además, se han realizados tres registros en los diferentes domicilios de los detenidos, donde se han encontrado numerosas joyas, dinero y algún pequeño electrodoméstico relacionados con los diferentes robos.

El resultado económico de los robos ocasionados por este grupo delictivo asciende a un valor superior a los 25.000 euros en materiales sustraídos, a parte de los daños ocasionados tras el allanamiento de sus domicilios de residencia.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 5 de Segovia.