Audiencia Provincial Coches Policia Nacional KAM9939
Vehículos policiales ante la fachada del Palacio de Justicia. / KAMARERO

La Policía Nacional de Segovia desarticuló un grupo que facilitaba a empresas ubicadas en esta provincia trabajadores para realizar servicios agrarios, entre los que se encontraban personas en situación irregular en España. Entre el 16 y 17 de noviembre se detuvo a una mujer de 20 años de edad y un hombre de 41, como presuntos autores de los delitos de falsedad documental, además otro varón de 54 años figura como investigado no detenido, por el delito falsedad documental, y un cuarto investigado, varón de 19 años, por los delitos de falsedad documental y usurpación de estado civil.

La investigación se inició entre los meses de septiembre y noviembre, conjuntamente con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Segovia en la lucha contra el fraude a la Seguridad Social y el empleo irregular, y la colaboración del Servicio Público de Empleo Estatal de Segovia.

Tras el análisis documental de las empresas, de sus responsables y de los trabajadores, se detectó, que una de ellas se dedicaba a la intermediación agraria. Proporcionando a otras empresas los trabajadores para faenar en el campo en actividades agrarias.

Los trabajadores eran seleccionados y dados de alta en la Seguridad Social por la empresa intermediaria. Como entre ellos se encontraba extranjeros sin permiso de residencia y trabajo, la empresa, previamente, obtenía la documentación de extranjeros con permiso de residencia y trabajo en vigor; documentación que era utilizada posteriormente para dar de alta los contratos en la Seguridad Social de los extranjeros sin permiso de trabajo.

Los cuatro investigados participaron en la falsificación de los contratos de trabajo, al formalizarlos en la Seguridad Social con documentación de terceros que tenían permiso de trabajo y residencia, sin que estas personas tuvieran vínculo alguno con la empresa.

De esta forma, facilitaban el trabajo a extranjeros sin permiso de residencia y trabajo, mediante la usurpación de identidades y la falsificación de sus contratos ante la Seguridad Social. Además falsificaban nóminas y las correspondientes altas y bajas ante la Seguridad Social.

Para eludir el descubrimiento de esta contratación falsa, facilitaban al trabajador copia de la documentación perteneciente a la identidad usurpada, para ser mostrada a la Policía o Inspección de Trabajo en el caso de una identificación como consecuencia de una inspección laboral

El entramado operaba entre las provincia de Segovia y Valladolid. La operación continúa abierta a la espera de localizar y detener a más integrantes de la operación. Los detenidos, tras prestar declaración en dependencias policiales, fueron puestos en libertad. Las diligencias policiales fueron remitidas al Decanato de los Juzgados de Segovia. La operación ha sido realizada por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Segovia.