Casa Palacio Buitrago Obras KAM5887
Una excavadora, el pasado mes de mayo, frente al muro que se demolerá parcialmente. / Kamarero

La Concejalía de Patrimonio Histórico prevé que desde este miércoles la empresa adjudicataria de las obras de consolidación del edificio conocido como Palacio de Los Buitrago proceda a demoler parcialmente un muro medianero, el colindante con un solar actualmente sin edificar de la plaza de Santa Eulalia.

La concejala Clara Martín ha recordado que, tras el anuncio del inicio de las obras en el mes de mayo, se han llevado a cabo los trabajos de consolidación desde el exterior de los muros perimetrales de este inmueble de finales del siglo XV y principios del XVI. Esta primera intervención se extendió hasta el pasado mes de julio.

Martín ha explicado que, desde entonces, se ha estado a la espera de la disponibilidad de la constructora y también de la conclusión de las obras de reposición del pavimento en la calle de Blanca de Silos, tras la zanja abierta para reparar una avería en la red de abastecimiento de agua, que motivaron el corte del tramo central de esta vía.

Para facilitar la entrada de camiones y de maquinaria hasta la plaza de Santa Eulalia, y teniendo en cuenta de que se cortará el tráfico por la calle de San Antón por motivos de seguridad, ha sido necesario antes recuperar para el tráfico la calle de Blanca de Silos, ya que, de lo contrario, se podría generar un problema de movilidad a los residentes de la zona.

La edil ha informado de que el muro medianero afectado es contemporáneo y de ladrillo hueco, ya que el palacio original fue reformado y, por ejemplo, se alzó una planta superior sobre el edificio original.

Se trata de una pared “que tiene riesgo inminente de caída, por lo que se va a desmontar de forma controlada para poder después acceder al interior y proceder al desescombro”, añade Martín, quien puntualiza que, una vez vaciado de escombros, la estructura del edificio se afianzará también desde el interior.

Como se recordará, estos trabajos están considerados como obras de emergencia teniendo en cuenta el riesgo inmediato de derrumbes y el peligro inminente que eso supone para la seguridad de los bienes y de las personas, tal y como informó el gobierno municipal en mayo. Además, persiguen la conservación y protección de los restos del que está considerado un valioso ejemplo de arquitectura noble de finales del XV principios del XVI que se conserva íntegro en el conjunto histórico de la plaza de Santa Eulalia, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Esta actuación forma parte del proyecto básico y de ejecución de consolidación y rehabilitación de la estructura redactado de manera subsidiaria por el Ayuntamiento en 2019, que aludió que la propiedad del inmueble se ha negado a cumplir los mandatos y órdenes del Consistorio segoviano para la conservación del edificio. En ese informe se cuantificó en más de 280.000 euros el presupuesto para la ejecución material de la totalidad de las obras.

El coste de la intervención que se lleva acabo desde mayo asciende a 160.000 euros, cuantía fuentes municipales indican que se acumulará a las ya pendientes de abonar por parte de la propiedad.