Imagen del partido disputado entre el Salamnca B y La Granja. /KAMARERO.
Publicidad

La victoria se le sigue resistiendo a La Granja, que en su primer desplazamiento del curso, cayó a manos del Salamanca B. Los pupilos de Carlos Fonseca fueron de más a menos y comenzaron con buen pie el choque, ya que Jonan puso el 0-1 nada más arrancar. Sin embargo, los locales supieron darle la vuelta al marcador primero con un gol de Altube y ya en el segundo tiempo con otro de Diego Vargas. En las postrimerías, los segovianos encajaron el tercero tras buscar, sin éxito, el empate.

El duelo en tierras charras lo afrontaba el conjunto granjeno con algunas ausencias, como la de Berrocal, por lesión, o las de Ramón, Lucho, Dani y Tomás, todavía sin el tránsfer que les permita debutar en la competición. Sin embargo, y como sucedió una semana atrás ante el Tordesillas, si algo demostraron los segovianos eso fue actitud y capacidad de trabajo. Todo ello, unido a la concentración, permitió disfrutar de un inicio de encuentro plácido.

Y es que el Helmántico fue testigo, apenas iniciado el envite, de las pretensiones de La Granja en el feudo salmantino. Y es que apenas habían transcurrido tres minutos desde que el colegiado, Fernández González, había dado el pistoletazo de salida al partido, cuando Jonan, en el primer acercamiento a la portería de Juan Pablo, inauguraba la contienda con un remate por bajo que sorprendía a la parroquia local y ponía muy de cara el envite a los azulones.

El tempranero tanto del atacante, que volvió a ver puerta como ya hizo en el estreno liguero la jornada anterior y demostró estar de dulce, provocó que el filial dirigido por Jorge García del Río buscara la reacción, también de manera inmediata, tratando de encontrar vías de agua en la zaga visitante. Monárrez, segundos después del 0-1, fue el primero en tratar de desarbolar el entramado defensivo de los de Carlos Fonseca, que se echaron atrás haciendo de la contra su mejor arma.

Al filo del cuarto de hora llegó un claro acercamiento que bien podría haber puesto más tierra de por medio en el tanteador ya que Velasco, en una buena jugada de La Granja, remató a la madera en una acción que podría haber supuesto el 0-2. La mala fortuna impidió que llegara el segundo y, poco después, llegaría la igualada con la que se terminaría llegando al intermedio, pese a que el Salamanca B lo probó en diversas ocasiones.

Antes del 1-1, pero, Lorenzo tuvo que emplearse a fondo: primero con un tiro de Diego Cortés en el que puso de manifiesto sus reflejos, luego con otro tiro de Altube que atrapó sin apuros y justo antes de la diana salmantina, con otro lanzamiento de Morales. El premio a la insistencia lo obtuvo finalmente Altube en el minuto 23, derrumbando así la muralla en la que se había convertido el área azulona, que hasta el descanso tuvo sufrió varios sustos sin que repercutieran en el electrónico. Fer, Alberto Martín o Diego Vargas no estuvieron finos ante el marco segoviano.
Tras el paso por la caseta, el encuentro siguió por los mismos derroteros por los que terminó la primera mitad. El Salamanca B era el que mayor peligro generaba y, al contraataque, La Granja buscaba el gol que les pusiera por delante en el marcador. La idea de los de Carlos Fonseca pasaba por mantener la seriedad atrás, cortando toda acción peligrosa de los charros, y a partir de ahí salir rápidamente para noquear al rival.

La igualdad trató de romperla, nuevamente, un activo Diego Vargas. El futbolista local insistía una y otra vez con disparos, aunque en esta ocasión se marchaba por encima del travesaño. Los minutos pasaban y las defensas se imponían a los ataques, que tampoco fluían con demasiada claridad de ideas. Fonseca, que había movido el banquillo ya tras el descanso con la entrada de Vitolo, también apostó por la frescura de Dani Caño.

Con todo, el Salamanca B parecía llegar más ambicioso a la recta final del duelo y terminó por llevarse el gato al agua cuando, esta vez sí, Diego Vargas acertó entre los tres palos de Lorenzo para voltear el resultado, que pudo ampliar acto seguido el filial con sendos intentos de sus dos goleadores. La Granja no se rindió y buscó la igualada hasta el final, pero ya con el tiempo cumplido llegó la sentencia con el 3-1, obra de Nono. Demasiado castigo para el equipo segoviano teniendo en cuento lo que se vio sobre el verde del terreno de juego.