Pablo Polo durante la lidia de uno de sus novillos en Santa María de la Alameda. / E. A.
Publicidad

El novillero segoviano Pablo Polo, natural de San Cristóbal de Segovia y con formación en la Escuela Taurina de Madrid, debutó de luces el sábado día 7 de este mes de septiembre en Santa María de la Alameda, donde cortó tres orejas, dentro del programa taurino de las fiestas en honor de la Virgen de la Alameda de la localidad madrileña, cuyo escudo lleva el Acueducto, ya que forma parte de la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia y está situado en la de la vertiente meridional de la Sierra de Guadarrama.

Fue una novillada sin picadores en la que la terna la completaron Álvaro Burdiel y Sergio Rodríguez, con novillos de Valdespino.