diputacion miguel angel vicente Comision Diputaciones FEMP
De Vicente posa junto a los presidentes de otras diputaciones de España. / EL ADELANTADO

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, participó este sábado en la Comisión de Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares que tuvo lugar en Almería. El Patio de Luces de la Diputación almeriense fue el escenario de una reunión en la que se puso en valor el importante papel que han desempeñado estas entidades locales durante la pandemia, sin recibir recursos del Gobierno, y atendiendo las demandas de los alcaldes de los ayuntamientos que han sido quienes han estado en la primera línea desde el comienzo de la crisis sanitaria.

Y es que, tal y como destacó De Vicente “las ayudas Covid para Entidades Locales que llevamos reclamando desde la FEMP desde hace más de un año, nunca han llegado y si ahora, a eso sumamos el aumento de la factura de la electricidad, la situación va a ser extremadamente compleja para muchas entidades locales que sienten cómo este Gobierno les ha abandonado a su suerte desde que comenzara la pandemia”.

Así, el presidente provincial enfatizó que “diputaciones y ayuntamientos no sólo tenemos que atender la subida de la luz, sino que cuando las familias no puedan pagar las facturas energéticas acudirán a su administración más cercana para pedir las ayudas de urgente necesidad, por lo que esto es un problema real, de vecinos reales que acuden a la primera línea de ayuda que somos las entidades locales, y a los que tenemos que hacer frente y no mirar para otro lado”.

Además, en la Comisión se reivindicó el papel fundamental de las diputaciones para que los vecinos del medio rural puedan tener las mismas oportunidades que aquellos que viven en las ciudades, porque tal y como destacó el presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano “no hay otra administración que pueda llegar como nosotros hasta el último rincón de cada provincia”. Aureliano concluyó que “somos fundamentales para conectar territorios y personas, es decir, para fijar población”.

Con esta tesis, desde la Comisión se va a demandar al Gobierno que las diputaciones, cabildos y consejos insulares tengan un papel más activo en el reparto de los fondos europeos que están llegando a España, desde el conocimiento que estas entidades tienen del territorio, porque “somos los mejores aliados para resolver un problema de gestión”.

Para De Vicente, “el Gobierno de España solo ha tenido en cuenta a las comunidades autónomas, y ahora las entidades locales tenemos que ser compensadas por los gastos que están teniendo para ejercer responsabilidades que no nos corresponden, pero a las que tenemos que dar respuesta porque somos a quienes acuden los vecinos para que resolvamos sus problemas”.