miguel angel de vicente presidente diputacion
El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente. / ICAL - NACHO VALVERDE

El presidente de la Diputación Provincial de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, ha demandado a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que presente “algo concreto” sobre la reforma sanitaria que pretende llevar a cabo: “Hemos pedido el plan del que todo el mundo habla pero que los presidentes de las Diputaciones no tenemos”, ha señalado.

De Vicente ha participado en la reunión mantenida ayer lunes entre la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, y los presidentes de Diputación de cada provincia, en la que también han estado presentes los delegados territoriales de la Junta y los gerentes de asistencia sanitaria.

Según ha señalado el representante de la provincia de Segovia en declaraciones a Efe, Casado les ha trasmitido que “quiere seguir avanzando en ello, pero con el acuerdo de todos”.

“Ella sigue manteniendo que busca la calidad de la asistencia y, como consecuencia de la disminución de los recursos humanos, se plantea una estrategia de modificaciones, redistribución de efectivos, sistemas de cita previa…”, ha señalado el presidente de la Diputación.

Casado ha trasmitido a los representantes provinciales que los necesita para explicar el plan a los alcaldes de cada territorio, que es por donde Miguel Ángel de Vicente cree que “hay que empezar”: “Primero, hay que explicar la reorganización a los alcaldes y contar con su opinión”, ha demandado.

El presidente de la Diputación ha apuntado que también ha pedido que los Puntos de Atención Continuada sigan abiertos y “que no se cierre nada” partir del 1 de octubre, en referencia al fin previsto para esa fecha del subcentro de Urgencias de la localidad de Turégano para centralizar la atención en Cantalejo.

Ha rechazado también que sea necesario crear “un plan” común a toda la comunidad porque, en su opinión, debe ser más “una estrategia”, que se adapte a “la configuración heterogénea de cada zona básica de salud”.

Sobre las posibles desavenencias entre el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Sanidad, De Vicente ha señalado que lo que ha habido es “una posición firme del presidente, con unas directrices claras sobre la atención primaria en Castilla y León, que pasa por no amortizar ninguna plaza de médico rural ni cerrar consultorios”. En su opinión, Mañueco ha buscado el “consenso” para beneficio de los ciudadanos y ha dado instrucciones para trabajar en esa línea, “si de verdad hay esa voluntad de ayuda y de trabajar en común”: “Si lo que se pretende es usar la sanidad para desgastar al Gobierno, entonces estamos hablando de otra cosa”, ha precisado.

Miguel Ángel de Vicente ha quitado importancia a las contradicciones dentro del Ejecutivo: “Cuando se está en un gobierno de colación, siempre hay roces y divergencias, pero el interés de los castellano y leoneses esperamos que sea el que prime”, ha concluido.