El cumpleañero, Gonzalo, posa con la camiseta de la Segoviana. / El Adelantado
Publicidad

El de este viernes no será un cumpleaños normal para Gonzalo. Por primera vez en sus recién estrenados 13 años no podrá celebrarlo con una fiesta acompañado de familiares y amigos, aunque podrá sentir su cariño a través de videollamada.

“Tendremos la tarta, soplaremos las velas y lo pasaremos solos aquí en casa. Llevamos desde el día 14 sin ver a la familia y prepararemos una videollamada con todos ellos y después otra con sus amigos y compañeros de equipo”, explica su padre, Juan Carlos.

Gonzalo juega de centrocampista en el infantil de la Segoviana y al igual que sus compañeros pasa el rato en casa haciendo los ejercicios que les ha mandado el club para mantener la forma en estos días de confinamiento. “Les están metiendo caña y es una forma de entretenerse también. En el salón hemos quitado la mesa del medio y siempre está el balón de espuma para un lado y para otro. Pero bueno, todo lo que se rompe tiene arreglo”, comenta Juan Carlos.

Aunque el de este viernes no pueda ser un cumpleaños por todo lo alto, su padre promete que sí lo tendrá cuando pase toda esta crisis: “Seguro que habrá una megafiesta. Juntaremos cumpleaños o lo que sea, porque es lo que todos estamos deseando; poder dar un abrazo a un amigo, poder estar con la gente que queremos… cosas que antes casi no valorábamos”.