Un perro guía se dispone a subir con su acompañante a un autobús del transporte público. / E. A.

Fundación ONCE ha reclamado que no se distraiga a los perros guía mientras van con una persona ciega, como es el caso de los 42 activos en Castilla y León, tres de ellos en la provincia de Segovia, y así se ha recogido en cinco millones de cupones con el lema ‘Ahora no. Estoy guiando’.

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Perro guía, el pasado 26 de abril, la ONCE ha recordado que los perros guía aportan a la persona ciega plena autonomía y movilidad en sus desplazamientos al convertirse en los ojos de quien no puede ver.

Un total de 957 perros guía de la ONCE acompañan en la actualidad a personas ciegas en España, de ellos 42 en Castilla y León: tres en Ávila, siete en Burgos, once en León, uno en Palencia, cinco en Salamanca, tres en Segovia, dos en Soria, seis en Valladolid y cuatro en Zamora.

Desde la ONCE se ha incidido en la importancia de no distraer su atención mientras caminan junto a una persona ciega, una acción que requiere de su concentración para garantizar la seguridad de esa persona.

Y “conocedores de que los perros guía son encantadores, tienen un comportamiento ejemplar e inspiran mucha ternura por la actitud y labor que realizan”, la Fundación ONCE del Perro Guía ha elaborado una serie de recomendaciones para la ciudadanía y el correcto comportamiento adecuado de otras mascotas.

Entre ellas destaca la de no distraer al can lazarillo si va con el arnés, porque se encontrará realizando su labor de guía o pendiente de comportarse de forma adecuada al lugar en el que está, en apoyo a la persona ciega. En caso de que quieras acariciarlo, indican las recomendaciones, pregunta primero a su usuario o usuaria si puedes hacerlo.

Nunca hay que dar comida a un perro guía porque puede tener alguna intolerancia alimentaria que le pueda provocar un problema digestivo que perjudique su salud y altere el apoyo que le brinda a la persona ciega. Hay que tener presente que existen alimentos adecuados para los humanos que son perjudiciales para los perros.

Nunca debe dejarse a otros perros sueltos si hay un perro guía cerca, siempre deben estar controlados.

Si se quiere dar alguna indicación a una persona ciega, nunca se debe tirar para ello de la correa ni del arnés del perro. Simplemente, dirigirse a ella y, preferiblemente, por el lado derecho, el contrario al del perro.

Los perros guía también disfrutan de muchos momentos de descanso y esparcimiento. Por ese motivo, la Fundación ONCE del Perro Guía anima a respetar su labor mientras van guiando, y dejar el juego y los saludos para su tiempo de ocio.