Las altas temperaturas regresan mañana con máximas previstas entre 35 y 38 grados.

Las localidades de Cuéllar y Navas de San Antonio registraron ayer miércoles sendos incendios que al cierre de esta edición se encontraban controlados, aunque activos.
El de Cuéllar se inició a las 14:10 horas y se pudo dar por controlado a las 15:00 horas, tras quemar 2.41 hectáreas. La causa se atribuye a una negligencia humana al estar provocado por fumadores.
Por otro lado sigue en investigación el fuego de Navas de San Antonio que se inició el lunes 8 y quemó 0,68 hectáreas de terreno agrícola.
El peligro de incendios permanece activo ya que desde la Junta se ha activado el aviso amarillo por altas temperaturas mañana viernes debido a la entrada de una masa de aire cálido. Se prevé que se registren temperaturas máximas que oscilarán entre los 35 y los 38 grados en la mayor parte del territorio de la Comunidad, con la excepción de la provincia de León.
Así figura en la previsión del tiempo elaborada cada día por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en relación a este viernes, 12 de agosto, cuando se esperan máximas en las horas centrales del día, entre las 13.00 y las 20.59 horas, de entre 37 y 38 grados en el sur de Ávila y Salamanca y en el norte de Burgos, incluido el Condado de Treviño.
En las mesetas de las provincias de Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora, la temperatura máxima esperada es de 36 grados, mientras que en el Sistema Central, en la provincia de Segovia, se esperan hasta 35 grados y en el Sistema Ibérico en Burgos y Soria, así como en la Cordillera Cantábrica en la provincia burgalesa, los termómetros podrían llegar a marcar 34 grados.