academia artilleria 40 aniversario VI promocion suboficiales 3
El Patio de Orden de la Academia de Artillería albergó el acto conmemorativo del aniversario./ EL ADELANTADO

La crisis sanitaria obligó a la Academia de Artillería –como al resto de instituciones- a limitar expresamente sus actividades para proteger a los alumnos del centro y mantener el pulso formativo durante los meses más duros de la pandemia. La progresiva recuperación de la normalidad ha hecho posible recuperar una de las iniciativas más queridas por los artilleros como es la conmemoración de los aniversarios de las distintas promociones de oficiales y suboficiales que han completado su formación en las aulas del antiguo convento de San Francisco.

Así, los integrantes de la VI promoción de la escala de suboficiales que este año cumplen el 40 aniversario de su egreso pudieron vivir esta conmemoración en un acto militar que albergó el patio de Orden de la Academia, presidido por el coronel director del centro, Alejandro Serrano, y al que asistieron los alumnos que en julio de 1982 concluyeron su formación para iniciar su carrera militar como sargentos del arma.

Con la emoción de volver a pisar las instalaciones de la Academia junto a quienes fueran sus compañeros de estudios y de armas, los veteranos artilleros visitaron el centro junto a sus familiares, para después llevar a cabo el acto castrense, en el que el teniente coronel Márquez Crespo, como oficial en activo más antiguo de la sexta promoción fue quien puso voz a los sentimientos de los artilleros.

En su intervención, abordó la difícil tarea de resumir en unos pocos minutos cuarenta años de trabajo y vocación militar, donde “hemos convivido con los más importantes cambios que han acaecido en nuestra sociedad en general y en las Fuerzas Armadas en particular”.

La entrada en la OTAN, las misiones internacionales o la profesionalización del Ejército fueron algunos hitos señalados por el portavoz de la promoción, que tampoco olvidó a sus compañeros que cayeron “bajo el yugo traidor de la última gran lacra de nuestra nación, el vil terrorismo”.

Asimismo, se dirigió a la formación de alumnos que participó en el acto militar para pedirles que “aprovechen el camino que estáis comenzando a enfilar y haced de esta nuestra artillería un baluarte donde las demás armas puedan cobijarse”.

Por su parte, el coronel Serrano tuvo palabras de reconocimiento a la trayectoria militar de la sexta promoción, y valoró su “entrega al cumplimiento de su deber con dedicación, constancia y capacidad de adaptación, empleando las herramientas que aprendieron en la Academia, pulidas con la experiencia que atesoraron en sus unidades, y hoy nos dan una muestra de su profesionalidad sustentada en los mejores valores de nuestro Ejército”.

Puso también ante los alumnos el ejemplo de esta promoción para señalar que “si bien las circunstancias de nuestra profesión van cambiando, lo que no cambian son los valores y la vocación que les ha mantenido durante 40 años fieles al compromiso de servir a España que un día adquirieron”.

Posteriormente, los veteranos militares volvieron a pasar ante el estandarte de la Academia de Artillería como símbolo de respeto, junto a los familiares que quisieron acompañarles en este acto. Además, la Academia entregó a dos componentes de la promoción los primeros ejemplares de la medalla conmemorativa del quinto centenario de la proclamación de Santa Bárbara como patrona de la artillería española, que se celebrará en la Academia de Artillería a lo largo del presente año.