Equipo de fútbol sala de la Facultad de Educación de Segovia. Ganadores del Trofeo Rector en la edición 19-20 en Burgos.

El pasado fin de semana volvimos a ver el Estadio Wanda Metropolitano lleno de aficionados, que aunque con mascarilla, disfrutaron en el Estadio de la emoción de ver un partido de fútbol en vivo.

Poco a poco nuestra vida va recobrando la normalidad en todos sus ámbitos. En particular en lo que al deporte universitario se refiere, esta vuelta a la normalidad, se ve en la organización del Trofeo Rector.

El entorno universitario, tiene entre sus principios medulares potenciar factores que protejan y favorezcan la salud y el bienestar, la socialización y las actividades de ocio activo. Así el deporte se sitúa como uno de los valores primordiales que la Universidad de Valladolid quiere proteger y desarrollar como base de la formación integral de sus estudiantes. El Trofeo Rector es la competición deportiva universitaria con mayor impacto y participación a nivel autonómico.

En el seno de la Universidad de Valladolid esta competición celebró su primera edición en el curso 68-69, convirtiéndose con el paso de los años en una competición inter-centros con gran arraigo entre nuestros estudiantes donde el juego limpio y la adquisición de valores se sitúan por encima del resultado. La edición 21-22, abrirá sus inscripciones durante la primera semana de octubre y será organizado en las modalidades deportivas de baloncesto, futbol sala, balonmano, tenis, tenis de mesa, frontenis, ajedrez, pádel, campo a través, voleibol, futbol 7 y bádminton.

Como en ediciones anteriores, el Trofeo Rector será organizado en dos fases: una primera fase de Campus donde los deportistas y equipos ganadores de las respectivas modalidades, participarán en la fase de Distrito con el objetivo de conseguir representar a la Universidad de Valladolid en su fase final. En ésta se darán cita más de 1000 deportistas universitarios de las diferentes universidades de nuestra región.

La última edición, celebrada en el curso 19-20, fue organizada por la Universidad de Burgos en la que la Universidad de Valladolid consiguió hacerse con la victoria por encima de la Universidad de Salamanca, arrebatándola así la anterior victoria obtenida por ésta durante la celebración de su VIII centenario. Este año la fase final llegará de nuevo a Valladolid durante el mes de marzo. Y sin duda. Será un símbolo de la vuelta a la normalidad; que esperemos que así sea.