CSIF reivindica que se proporcionen mascarillas FFP2. / EFE

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exige la actuación inmediata de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales en los centros educativos de Castilla y León, ya que con el inicio del segundo trimestre escolar “docentes y estudiantes sufriremos un duro invierno, por las bajas temperaturas y por unos protocolos anti-Covid, que se hace indispensable renovar”.

Los resultados de la encuesta online ‘CSIF te escucha: ¿Cómo ha sido la vuelta a las aulas?’, realizada entre docentes de la Comunidad, sobre las condiciones laborales en la que están trabajando, no deja dudas, según esta central sindical, ya que el 69% del profesorado que ha respondido dice que no han recibido una mascarilla FFP2; el 96% asegura que no dispone aún de medidor de CO2 en el aula y el 90,5% no cuenta con unidades de aire de purificación de aire, que sirvan como complemento a la ventilación natural.

Este sindicato independiente considera necesaria la realización de la evaluación de riesgos y medición de condiciones termo higrométricas —las físicas ambientales de temperatura, humedad y ventilación— en las aulas, así como reforzar los sistemas de calefacción para llegar a unas condiciones climatológicas de confort, dentro de los parámetros de temperatura comprendidos entre 17 y 27 grados centígrados, tal y como establece la normativa de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

Asimismo, reitera la petición de dotar a las aulas de unidades de purificación de aire con filtro HEPA (High Eficiencia Particulate Air) y con medidores de CO2, para comprobar la calidad del aire, como medidas preventivas adicionales a la ventilación natural y a la utilización de mascarillas en las aulas.