Encuentro de concejales de Ciudadanos de la provincia de Segovia./E.A.
Publicidad

Ciudadanos Castilla y León respeta la decisión de las personas que han decidido abandonar el partido y recuerda que cualquiera puede presentarse a las primarias para proponer otro modelo de partido y someterse a los votos de todos los afiliados. Los responsables de la formación naranja en Segovia declinaron ayer hacer declaraciones sobre las dimisiones de varios cargos del partido a nivel regional y se adhirieron al comunicado emitido por Cs Castilla y León, que valora el debate y todas las aportaciones que hagan mejorar el partido de cara a la V Asamblea General. Como se recordará, los nombramientos y destituciones aprobados por la Gestora que rige Ciudadanos han sido el desencadenante para que varios cargos, entre ellos el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, hayan decidido abandonar el partido.

La formación naranja explica que los cargos de la estructura orgánica de Castilla y León designados por la Gestora “estarán vigentes hasta la celebración de la V Asamblea General de Ciudadanos que tendrá lugar los días 14 y 15 de marzo”. “El objetivo –añade– es garantizar el normal funcionamiento del partido hasta esas fechas y de ahí que se hayan nombrado a unas 60 personas para cubrir esos puestos”.

“La Asamblea General decidirá el futuro de Ciudadanos. Serán los afiliados los encargados de elegir a sus compromisarios, las estrategias y los estatutos, así como la presidencia de Ciudadanos”, insisten desde el partido a nivel regional, intentando aclarar las divisiones, discrepancias y abandonos que se están produciendo desde hace unos meses.

Por su parte, de forma rotunda se manifestó ayer la que fuera portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Segovia, María José García Orejana, ante la situación, cerca de la “deriva”, en la que se encuentra su partido. “Está ocurriendo lo que vengo denunciando en Segovia desde hace tiempo, y que está pasando en todas las provincias. Hay dos posturas: por un lado, los que pensamos que son los afiliados los que tienen que decidir de forma democrática, y por otro, los que anteponen sus intereses personales a todo”, afirma la afiliada de Ciudadanos, poniendo como ejemplo a no seguir el de la estructura del partido en Segovia. García Orejana manifiesta que lleva meses denunciando la situación del partido en Segovia (“elecciones a dedazo”, “hacer lo que les da la gana”…),  pero de momento ha recibido “la callada por respuesta”, a nivel provincial, autonómico y nacional.

María José García Orejana no tiene ninguna intención de abandonar y asegura que continuará trabajando por un partido “de centro y moderado”, que considera muy necesario en estos momentos. “Unos pocos seguimos luchando por nuestras ideas y principios, porque creemos que este partido es necesario. Cuando ya no lo crea, me marcharé. Si hay opciones, seguiré, si no, no”, concluye García Orejana.