Los concejales de Ciudadanos, durante el desayuno informativo organizado por la formación. / Kamarero
Publicidad

Los concejales del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia han ofrecido este miércoles un desayuno informativo en el que han hecho balance –”positivo”– de su labor en estos seis primeros meses del mandato y han adelantado algunas de las actuaciones que llevarán a cabo de manera inmediata y a lo largo de 2020. Entre las primeras, figura la petición que los ediles de la formación naranja van a tramitar para solicitar la comparecencia de los responsables de la auditoría de Urbanismo.

Una medida que tiene como objetivo “conocer y que se informe bien” de los detalles del estudio que ha analizado la gestión del área municipal entre los años 2013 y 2016, cuyas conclusiones pusieron de manifiesto al existencia de “deficiencias importantes” en la Concejalía.

“Queremos que nos expliquen realmente cómo han abordado la labor y qué se han encontrado. No puede ser que una exposición de tres minutos de una concejala que ni siquiera formaba parte del equipo de Gobierno en los años analizados sirva para pasar página y pensar en el futuro, como dicen algunos grupos. Es verdad que hay que pensar en el futuro pero sabiendo lo que se ha hecho y lo que no debemos volver a hacer”, ha afirmado la portavoz del grupo, Noemí Otero, quien además reclama al Ejecutivo local que detalle qué medidas se están tomando para mejorar las carencias detectadas en el área.

La comparecencia de los auditores –defiende Cs– debería llevarse a cabo en una comisión en la que pudieran estar presentes los 25 miembros de la Corporación municipal, sin límite de preguntas. “No es una práctica que no se haya realizado en otros parlamentos e instituciones. Ayuntamientos y diputaciones celebran este tipo de comisiones con comparecencia y no creo que sea ni algo que vayamos a descubrir nosotros, ni algo que salga de la normalidad”, ha argumentado la concejala.

El principal escollo –admite Otero– será convencer a los grupos del equipo de Gobierno, principalmente al PSOE, de que no bloqueen la comisión: “La esperanza es lo último que se pierde, aunque si tuviésemos un Gobierno suficientemente abierto, transparente y dispuesto, simplemente bastaría con proponérselo. En cualquier caso, no sé si lo facilitarán o no, teniendo en cuenta que han tardado tres años y medio en ejecutar la auditoría y que los resultados no han sido nada halagüeños. Lo han despachado diciendo que tenemos que alegrarnos de que no haya habido delitos en el Ayuntamiento. Vamos a tratar de impulsarlo de esta forma, porque los 25 concejales tenemos derecho a participar y a escuchar las explicaciones de los auditores y esperamos que la respuesta sea positiva”, ha dicho.