Cruz Roja forma a ayudantes de cocina

A través del Curso de Operaciones Básicas de Cocina, que incluye clases presenciales y prácticas, pretende cubrir la demanda de este puesto que hay en la provincia y la necesidad de la población de formarse para optar a empleo

En la provincia de Segovia, la cocina no es un tema baladí. En nuestra tierra no solo se encuentran productos gastronómicos de gran calidad, sino también exquisitos platos tradicionales como el cochinillo asado, los judiones de La Granja o el ponche segoviano, señas de identidad de nuestra tierra, así como cocineros reconocidos a nivel nacional e internacional, tales como Cándido López o José María Ruiz.

Sin embargo, y a pesar de esto, Segovia está empezando a quedarse corta de una importante figura para los fogones: el ayudante de cocina, quien suele desempeñar funciones como limpiar, pelar y cortar las verduras, mezclar los ingredientes, desplumar aves de corral, picar carne, desescamar pescado, mantener limpia la cocina y los utensilios o colaborar en la conservación de las materias primas y los productos de uso. También se encarga de la preparación de ensaladas y otras guarniciones, el manejo de la fritura, la cocción de los alimentos y la ayuda en la elaboración de platos especiales.

Se trata de labores que, de primeras quizás no parecen tan complicadas y que cualquiera podría hacer. Sin embargo, saber hacerlas de forma correcta, rápida y eficiente es vital para el funcionamiento de una cocina. Por eso los restaurantes segovianos demandan más ayudantes… y por eso ha aprovechado esta circunstancia, y la necesidad de la población de formarse para conseguir , para organizar un curso de operaciones básicas de cocina.

Se trata de una formación gratuita financiada por el fondo social europeo. la Junta de Castilla (a través de Empleo) y León y el IRPF que, en modalidad presencial, que empezó el pasado lunes, 13 de noviembre, y se extenderá hasta el próximo 15 de diciembre, con 90 horas de clase en total. En este curso están participando 14 personas que ya se encuentran aprendiendo los elementos más importantes de este cargo. Según afirma Carmen Moreno, técnica de empleo y persona que está llevando el curso, “todos los participantes están muy motivados en aprender y sacar adelante las clases”.
Pero lo mejor de todo es que cuando estos futuros ayudantes de cocina acaben las 90 horas de clases presenciales, tendrán otras 80 de prácticas no laborales. Es decir, podrán aplicar lo aprendido en restaurantes de la provincia, donde tendrán la oportunidad de demostrar lo que valen y, si todo va bien, conseguir un empleo. Esperemos que lo consigan y pasen a poner su granito de arena en el impulso de la gastronomía segoviana.

CRUZ ROJA, POR EL EMPLEO
El Curso de Operaciones Básicas de Cocina es solo un ejemplo más del apoyo que lleva haciendo Cruz Roja al empleo desde su llegada a Segovia hace 150 años. Esta organización humanitaria acompaña a las personas que necesitan conseguir un trabajo proponiendo formaciones como la mencionada (en ocupaciones con salidas laborales), así como definiendo el objetivo profesional de las personas, apoyando candidaturas en procesos de selección relacionados con cada objetivo profesional y potenciando los valores, capacidades y habilidades de cada uno.

Gracias a estos planes de empleo, Cruz Roja-Segovia suele atender a más de 500 personas al año, de las cuales al menos la mitad consiguen trabajo e introducirse en el mercado laboral de la provincia.

Y ADEMÁS...
NOTICIAS

Juan Pita, en la galería Orfila de Madrid

Juan Pita, en la galería Orfila de Madrid

Cruz Roja en Segovia atiende en 2023 a más de 12.000 personas y realiza más de 41.000 intervenciones

La organización da a conocer las cifras de la memoria de actividad de 2023 de un año marcado por la celebración de su 150 aniversario

La imagen de España, a través de los Zuloaga

La imagen de España, a través de los Zuloaga

El 72% de los visitantes a Segovia eligen la gastronomía castellana, según un estudio de la UVA

El 43% de los encuestados puntuaron con un 10 la comida de la ciudad en un estudio que avala el cochinillo como plato estrella, elegido por seis de cada diez visitantes