Cruz Roja entrega juguetes a 175 familias vulnerables en la provincia

La campaña ‘Sus derechos en juego’ hace posible que 343 niños y niñas reciban regalos, con la colaboración de varias empresas segovianas

Cruz Roja Juventud ha superado las expectativas de su tradicional campaña de recogida de juguetes ‘Sus derechos en juego’ y ha logrado juguetes y libros para 343 niños y niñas vulnerables de 175 familias.

El objetivo inicial era conseguir juguetes para 250 menores, pero una vez más, la sociedad, se ha mostrado especialmente generosa en su apoyo a las familias más vulnerables. Este era uno los objetivos de la campaña ‘Sus derechos en juego’, dotar a las familias en dificultad social con niños y niñas a su cargo, de juegos y juguetes y todo enmarcado en un sistema de trabajo real con estas personas para que se cumplan los objetivos de transmisión de valores y juego saludable.

Gracias a la colaboración ciudadana, a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia que ha organizado durante todas las Navidades actividades culturales cuya recaudación ha ido para esta campaña, también gracias a la librería el ‘País de Jauja’ en Cuéllar, a la ‘Asociación cultural LP’ junto con ‘Los Reyes Magos Tv’ y ‘Drylock’ Cruz Roja ha podido regalar esa ilusión que se merecen todos los menores por Navidad.

Pero, además de superar los retos marcados para esta campaña, que habitualmente se desarrolla durante los meses de noviembre y diciembre, la recogida y entrega ha estado marcada además por la pandemia generada por la COVID-19: “Como pudimos observar durante el estado de alarma, una de las demandas por parte del territorio para los niños, niñas y jóvenes que atendemos eran los recursos lúdicos y, por ello, entregamos juguetes nuevos a 25 menores, no bélicos, y no sexistas, además, de la guía ‘Imagina con CRUZ ROJA’ para poder educar a los padres, madres y tutores legales en el juego”, explica Paula Rivarés, directora de Cruz Roja Juventud.

La campaña ‘Sus derechos en juego’ va mucho más allá del reparto de juguetes. “El principal fin de esta acción es promover el uso de juegos y juguetes como herramienta educativa y de transmisión de valores en el contexto escolar y familiar”, apunta la directora de Cruz Roja Juventud.

“Desde Cruz Roja Juventud entendemos el juego como una vía de difusión de cualquier propuesta educativa y pedagógica. Invertimos todos nuestros esfuerzos para que, en la época más significativa del año, ningún niño o niña se quede sin recibir un juego o juguete”, recalca Rivarés.

Juguetes bélicos, no sexistas y sostenibles

La campaña ha tenido como premisas fundamentales la obligatoriedad de que todos los juguetes entregados fueran nuevos, no bélicos ni sexistas y medioambientalmente sostenibles. Nuevos, por equidad y no discriminación, para que todos los niños tengan un juguete nuevo, conforme al principio de imparcialidad; no bélicos y preferiblemente educativos para favorecer actitudes de respeto y cooperación porque los juguetes son elementos transmisores de valores sociales y a través del juego los niños y niñas adquieren conocimientos y comportamientos. y medioambientalmente sostenibles fabricados a partir de materiales con menor impacto medioambiental.