Los accidentes de tráfico ocurridos en el año 2020 en la provincia de Segovia les costó la vida a diez personas. Se trata de cuatro más que en el año anterior. Todo a pesar de que los desplazamientos se redujeron de forma notable debido a los confinamientos y al estado de alarma que imperó durante la mayor parte de este tiempo.

Así se desprende de las estadísticas oficiales que presentó ayer, viernes, la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, en un acto en el que estuvo acompañada del jefe provincial de Tráfico, Pedro Pastor; y el capitán del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, Antonio Cava.

Se trata de una cifra similar a la registrada en los años anteriores, 2007 y 2018. Además de Segovia, la siniestralidad creció el año pasado en las provincias de Almería, Granada, Burgos, Salamanca y Cuenca.

La tendencia creciente del último año en Segovia contrasta con observada en el conjunto nacional, donde la siniestralidad descendió un 25% en este mismo año. En esta misma línea, los datos de Tráfico a nivel nacional revelan que en el primer trimestre del año 2020, las víctimas mortales iban en aumento .

También hay que destacar que los cuatro primeros fallecimientos en carreteras de Segovia ocurrieron antes del inicio del estado de alarma el 14 de marzo.

En el cómputo general, son las vías interurbanas las que registraron un incremento del 66 por ciento de fallecimientos (a 24 horas del siniestro) respecto a 2019.

Ante estos datos de mortalidad en las carreteras segovianas, la subdelegada del Gobierno subrayó “la necesidad de extremar la precaución frente al volante y de cumplir rigurosamente las normas de tráfico para evitar accidentes y desgracias personales”.

Durante los primeros meses de confinamiento ocurrió un accidente: el 16 de marzo en la Autovía A-1, en Cerezo de Arriba. Fue el único en vías de alta capacidad. El resto ocurrieron en carreteras secundarias o incluso hubo también un siniestro mortal en un camino, el 12 de septiembre en Marugán.

En la mayor parte de los casos, en concreto en ocho accidentes, estuvieron involucrados turismos y furgonetas. Cuatro de los siniestros mortales fueron salidas de la vía y en otras cinco ocasiones fueron colisiones.

Del análisis que ha realizado Tráfico sobre todos los accidentes, se comprueba que la mayoría de las víctimas tenían edades superiores a los 50. Así, cuatro de los fallecidos tenían entre 55 y 64 años; dos, 85 años y más; uno, se encontraba en la franja de 15 a 24 años; otro, de 35 a 44 años; y uno entre 45 a 54 años; y otro entre 65 y 74 años. Ninguna de las personas que perdieron la vida en los accidentes de tráfico fueron mujeres.

Desde la Subdelegación del Gobierno se ha concluido también que los lunes fue el día con más siniestralidad, pues la mayor parte de los accidentes con víctimas mortales, cuatro, ocurrieron al inicio de la semana; en sábado hubo dos; los domingos, dos; los martes, uno; y los miércoles, uno.

En cuanto a las horas, seis personas perdieron la vida en accidentes de tráfico de 7 a 13,59; dos, entre las 00 a las 6,59 horas; una, de 14 a 19,59; y uno de 20 a 23,59 horas. En los nueve accidentes mortales registrados el pasado año, además, cuatro personas tuvieron que ser hospitalizadas y una sufrió heridas leves.

En lo que respecta a los heridos, en el año 2020, las carreteras segovianas registraron 226 accidentes con víctimas (165 en vías interurbanas y 61 en urbanas), con el resultado de diez fallecidos, 20 heridos graves y 258 leves, siendo por el momento datos provisionales. En 2019, el número de accidentes con víctimas fue de 327 (219 en vías interurbanas y 108 en urbanas). Diez fueron los fallecidos, 32 los heridos graves, 413 los leves.

Menos carnés

En el balance anual de Tráfico también se pone de manifiesto el descenso en la expedición de carnés de conducir. “En un año atípico -como lo calificó la subdelegada del Gobierno- como lo fue 2020”, el número de pruebas para los permisos de circulación disminuyó en la provincia. De este modo, se realizaron 3.934 exámenes teóricos, frente a los 5.040 de 2019, de los que el 55,6 por ciento resultaron aptos. Los específicos sumaron 864, frente a los 1.291 del año anterior, de los que el 82,9 por ciento fueron aptos.

Un total de 1.123 pruebas fueron de destreza, por las 1.582 de 2019, de los que el 55,7 fueron aprobadas: y 4.298 exámenes fueron de condiciones de circulación, frente a los 6.872 del año anterior, de los que el 52,7 por ciento fueron superados.

Mientras, la Jefatura Provincial de Tráfico continuó, a lo largo de 2020, con sus actividades de Educación Vial dirigidas a escolares. Así, se divulgó a todos los centros de Educación Primaria la nueva Guía para los alumnos de 5º y 6º. Se impartieron Jornadas de Educación Vial en algunos colegios de la capital, como el Fray Juan de la Cruz, Santa Eulalia, Villalpando, Cooperativa Alcázar, Eresma, Diego de Colmenares, Nuestra Señora de la Esperanza, San José, y el CEIP Las Cañadas, de Trescasas.

Se facilitó, además, diverso material a la Policía Local de El Espinar para actividades y la puesta en funcionamiento de su parque móvil infantil.

Entre otras actividades, la Jefatura colaboró en la X Campaña de Seguridad Vial en el campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid (UVA) con un taller sobre Campañas de Seguridad Vial, dirigida a alumnos de Publicidad; y organizó talleres de padres sobre los Sistemas de Retención Infantil en los Centros de Salud Segovia I, Segovia II, Segovia III y El Espinar.

Patinetes

Por otro lado, la Subdelegación del Gobierno y la Jefatura Provincial de Tráfico han recordado que este año ha entrado en vigor la nueva normativa sobre los patinetes, a los que se les considera vehículos a todos los efectos y sus conductores están obligados a cumplir las normas de circulación, como el resto de conductores de coches y motos.

De este modo, estos vehículos no pueden circular por las aceras y tienen prohibida la circulación en vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos.
Por otro lado, el próximo mes de mayo entrarán en vigor los nuevos límites de velocidad en vías urbanas, que establecen un máximo de 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera; de 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación; y de 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.