La artista Kate Daudy y el científico Konstantin Novoselov.

De las dos obras expuestas en Segovia ¿cuál le gusta más? ¿Las Ovejas del Señor Montes? ¿O la obra Waterburning?

Es una pregunta muy difícil de contestar. Artísticamente es imposible elegir. Los dos proyectos son muy bonitos y estamos entusiasmados con ambos. Son visualmente diferentes, lo cual dificulta la elección. Además, la etapa de preparación también fue muy diferente. Pero tal vez la obra de las ovejas es un poco más emocional. Hay que hacer las cosas rápidamente, en un tiempo limitado. De hecho, toda la etapa de preparación se convierte en una actuación. Los sentimientos también son muy diferentes. Por un lado, nunca se sabe cómo cambiará. Podría ir (y muy probablemente lo hará) de una manera completamente inesperada. Por otro, estás menos preocupado. Es como la vida misma y en este proyecto no solo somos artistas sino también participamos activamente. Somos el objeto y el sujeto a la vez.

¿Por qué es Segovia tan especial?

Además del hermoso paisaje, la arquitectura fuera de lo común, el buen clima y la amabilidad de la gente, la ciudad ofrece un maravilloso telón de fondo para nuestro trabajo. En particular el acueducto y el Torreón de Lozoya, que además de ser espectaculares tienen la escala adecuada para nuestros proyectos: son lo suficientemente amplios para un escenario fantástico. Por otra parte, al no ser tampoco demasiado grande, el arte y la multitud coexisten en el mismo espacio.

¿Es Segovia parte de un proyecto de mayor escala?

La respuesta corta es sí, pero hay muchos matices. En primer lugar, ninguna obra de ningún artista existe por sí sola. Siempre es una continuación de un proceso, una parte de un diálogo consigo mismo, una evolución o una revolución. Incluso cuando ves un cambio dramático de estilo en el trabajo de alguien, el carácter del artista permanece visible en esos cambios. A veces es menos importante (y prefiero esos objetos artísticos, que se sostienen por sí mismos, que no requieren presentación, antecedentes ni explicación), a veces más, pero ese pedigrí histórico siempre existe.

Es usted un científico de renombre. ¿Qué le empujó a participar en proyecto artístico tan laborioso y lento?

Es divertido y todo un reto a nivel intelectual, y eso es lo que busco también en mis proyectos científicos. Siento que necesito crear arte, es algo que viene de dentro. Es la naturaleza de mi trabajo: ir más allá del nivel actual de conocimiento. Puedes hacerlo en el campo científico o artístico sin saber cuál de los dos dará lugar al progreso más relevante. Superficialmente se puede incluso decir que crear arte ayuda en el desarrollo científico y viceversa. Realmente no lo creo, pero es cierto que hay una similitud entre el proceso de descubrimiento científico y la inspiración artística. Ambos nos empujan a ir más allá de las fronteras del conocimiento humano.

 ¿De dónde surgen sus ideas?

Esa es la parte más difícil. No existe una norma que valga para todos, cada uno tiene sus métodos. Como dije, hay similitudes entre el proceso de descubrimiento científico y la creación artística. No puedo dar instrucciones detalladas, lo siento, no existen, pero hay algunas reglas básicas. Necesitas darle muchas vueltas al problema y luego dejarlo descansar un poco. Tu cerebro seguirá trabajando en un segundo plano.

¿Háblenos del espectáculo que acaba de representar en YSP? ¿Adónde lo llevarán después?

Se trata de Wonderchaos. Era un tema nuevo en el que comenzamos a pensar: el caos. El caos es el punto final del desorden. Una vez que alcanzas el caos total, la única forma es reducir el caos para crear orden. Ahora estamos en un punto interesante de la historia: el mundo tal como lo conocemos se está derrumbando y claramente tendrá que surgir algo nuevo. Es curioso que no empezáramos a pensar en ello hasta hace dos años.

Fue un espectáculo completamente innovador, con muchas partes nuevas: desde representaciones en directo y videos hasta textos generados por un ordenador. Me encanta el espectáculo. Tenemos solicitudes para llevarlo a todo el mundo. El único problema es nuestro tiempo. Queremos desarrollarlo más, que no se repita.

¿Dónde encuentra el tiempo para hacer tantas cosas?

No lo encuentro y eso es lo que más me preocupa. Por naturaleza soy una persona muy lenta. Me gusta sentarme frente a mi ordenador, mirar los datos y pensar un rato. O hacer muchos bocetos en una hoja de papel antes de empezar a pintar. Una vez que te encuentras en el estado de ánimo adecuado, el trabajo va rápido. Pero llegar allí lleva horas o incluso días. Francamente, me hace sentir muy mal no ser lo suficientemente productivo. Lo que más me ocupa ahora es mi nuevo Instituto en Singapur que comienza a funcionar a gran escala y a producir muchos resultados.

¿Tiene familia? ¿Algún otro pasatiempo cuando no trabaja en su laboratorio y en el estudio artístico?

¡Cómo si el laboratorio y el estudio no fueran suficientes! Sí, tengo dos hijas encantadoras. Necesitan atención y ayuda, aunque ellas no lo crean, en la infancia es importante que alguien cercano les de ideas. Me encantaría transmitirles el amor por la ciencia y el arte, en ese sentido están preparadas, pero también hacen mucho deporte, así que juego al fútbol con una de ellas. Al menos con la primera puedo intentarlo, aunque mis días de fútbol quedaron atrás,  para la segunda sin embargo no puedo hacer nada ya que practica natación sincronizada.

Sabemos que el grafeno es un material tan importante que la gente llama a nuestra era ahora la Era del Grafeno, como la Edad del Hielo, la Edad del Bronce, etc. ¿Qué es el grafeno y cómo lo descubrió?

Bueno, todavía no estoy seguro de que sea la era del grafeno, pero sin duda fue una década maravillosa para mí y para muchos científicos de todo el mundo que trabajan con este material. El grafeno  es un material compuesto por la agrupación de átomos de carbono. Antes del grafeno no sabíamos si tales materiales podían existir (en realidad, se sabía que no podían existir), por lo que  fue una sorpresa para muchos científicos obtener grafeno, especialmente porque demostró propiedades electrónicas muy inusuales. Todo esto condujo al descubrimiento de muchos conceptos científicos nuevos y fundamentales. Pero también es un material es muy fuerte, conductor eléctrico y térmico, transparente, flexible, etc. En estos días ya se está utilizando en muchas aplicaciones, desde baterías hasta la electrónica.

En este momento está llevando a cabo un proyecto investigación increíble en Singapur. ¿Puede explicárnoslo en pocas palabras?

Después de obtener el grafeno, logramos producir muchos otros materiales bidimensionales de un átomo de espesor. Luego nos dimos cuenta de que podemos volver a juntar esos materiales para que formen nuevos materiales que no existen en la naturaleza. Por eso producimos materiales bajo demanda para experimentos o aplicaciones específicas.

Es una técnica potente y podemos obtener muchas propiedades interesantes de estos materiales artificiales. La siguiente pregunta es: ¿podemos producir materiales que muestren características de organismos vivos? Por supuesto no todas las características. Todavía no se han construido robots  que puedan replicare a sí mismos. Pero, ¿podemos fabricar materiales que se auto reparen? ¿Cuáles pueden extraer energía del ambiente y transferirla a la generación de productos químicos útiles? Fundamentalmente, antes de hacerlo, sería bueno responder a las preguntas: ¿dónde está la frontera entre la vida y la muerte? Es un tema controvertido y muy reciente, solo estamos comenzando, pero ya tenemos algunas ideas e incluso aplicaciones prácticas.

¿Le gusta leer? ¿Qué está leyendo en este momento?

Sí me gusta mucho. Acabo de terminar Las Benévolas de Jonathan Littell. Lectura muy entretenida. En este momento estoy leyendo Icy Eyes, una novela policiaca con trasfondo sicológico de Islam Hanipaev, un joven escritor de Daguestán. Me gusta una gran variedad de obras literarias pero sigo siendo un apasionado de los clásicos rusos.  De vez en cuando releo a Dostoevskyi, Leskov, Brodskiy, Tsvetaeva.

¿Qué le gusta desayunar?

Bueno, no diría que soy foodie pero me gusta un buen taco, un buen vino, un buen sushi… Pero también sé que necesito controlar las calorías. La forma más fácil es tomar menos en el desayuno, por lo que normalmente solo bebo café. Francamente, la mayor parte del día simplemente sobrevivo con café.

 

¿Le gusta cantar?

Solía hacerlo. Cuando llegué a la Universidad decidí aprender a tocar la guitarra, lo que casi inevitablemente implica cantar. Mis buenos amigos y compañeros de habitación toleraron mis experimentos musicales durante tres años pero finalmente me pidieron que lo dejara. Desde entonces reprimo cuidadosamente cualquier deseo de cantar.

Sé que le apasiona dibujar con tinta china. ¿Cómo y cuándo empezó?

Hace unos 10 años me quedé en China durante un período prolongado de tiempo. Tuve la oportunidad de aprender a pintar con tinta china, algo que llevaba tiempo deseando. Tuve la suerte de encontrar un muy buen maestro: Zhang Shenglong. Aparte de la técnica china, me enseñó a crear arte, algo que realmente va más allá de los simples trazos y la composición. Al igual que no podemos realmente enseñar a hacer ciencia, solo podemos mostrarla, es realmente difícil enseñar cómo crear arte real. Es imposible enseñarlo, solo se puede aprender observando a un artista. Tuve mucha suerte en ese sentido: tuve profesores fantásticos tanto de ciencias como de arte.

El arte chino me atrae mucho. El objetivo principal del arte chino es llegar a ser el más expresivo con el menor número de elementos. Lo ideal es que quieras dibujar algo que te explique el sentido de la vida. Lo mismo pasa con la física: hay que reducir los complejos fenómenos físicos de la vida real a unas pocas ecuaciones.

¿Es cierto que el presidente de China tiene una obra tuya en su despacho? ¿Cómo le hace sentir eso?

Pasé tres años de mi vida construyendo el Instituto Nacional del Grafeno en Manchester. Es verdaderamente uno de los mejores centros de investigación en nanotecnología del mundo. Poco después de la inauguración, el presidente Xi Jinping, que estaba de visita en el Reino Unido, decidió visitar Manchester. Pasé semanas perfeccionando el dibujo de un loto para él. Se suponía que iba a ser una sorpresa, pero al presidente de China, al igual que al rey de Inglaterra, no se le puede pillar desprevenido. Cuando le entregué el cuadro, se mostró muy complacido y sorprendido, pero inmediatamente sacó de su espalda un hermoso juego de pinceles chinos que me entregó. Bueno, está claro que fue más listo que yo.

¿Hubo alguien en particular que realmente le animó de niño? ¿Y ahora?

Cuando miro a los adolescentes de hoy, por una parte los envidio y por otra no. Necesitan tomar decisiones  en  mundo desafiante y que cambia rápidamente. Pero al mismo tiempo, los cambios significan oportunidad. He tenido mucha suerte en mi vida con tantos maestros fantásticos. Detectaron mi interés por la ciencia y lo alentaron durante muchos años, incluso cuando me rendí. Solo deseo que todos los niños tengan mentores tan fantásticos.

Ahora soy mucho más listo. No es necesario que me expliquen la importancia de  aprender de los mejores, lo sé. Por esta razón,  yo mismo busco maestros, personas que me puedan animar. Tuve un profesor de física y amigo fantástico: Andre Geim. Más tarde, tuve mucha suerte de conocer a Katherine. Su talento, su amabilidad, su valentía han sido una inspiración para mí durante años.

Aunque ahora vive en Singapur, es usted ciudadano del Reino Unido. ¿Tiene algún pensamiento sobre La Reina que te gustaría compartir?

Viví en muchos lugares, pero Inglaterra es muy especial para mí. Encajo muy bien con  el estilo de vida de los británicos Las relaciones humanas son muy importantes. Es fundamental poder hacer chistes que otras personas entiendan.

La Reina es una figura muy importante en Inglaterra. Pero hay que entender que ella es responsable de todo el reino, que es una entidad muy compleja, llena de contradicciones. A veces tengo que resolver conflictos entre mis hijas, no es una tarea sencilla. Estuvo involucrada en tantas situaciones difíciles, tuvo que tomar tantas decisiones difíciles. La admiro, pero no me gustaría estar en su lugar a la hora de tomar esas decisiones.

¿Cómo ha afectado la guerra en Ucrania a su familia?

Por suerte nadie resultó herido o muerto. Otro tipo de problemas probablemente no deberían mencionarse en esta situación. Pero tiene fuertes implicaciones para mí personalmente, como ser humano. Colaboré en investigaciones científicas con físicos en Rusia. Algunos exigen el ostracismo total de los científicos rusos. Estoy muy en contra de tales medidas. Estoy siendo castigado por mis creencias, pero sigo pensando que tener un canal para la comunicación es muy importante y que la ciencia y el arte son los mejores canales posibles. Tanto los científicos como los artistas son agnósticos en lo que a la situación política se refiere. Su verdad es una verdad de orden superior. Creo que el conocimiento científico es un bien universal. No pertenece a un científico ni a un país: es universal, nos la da la naturaleza en un momento determinado. Va en contra de la naturaleza humana y la naturaleza en general negar el conocimiento. El conocimiento debería ser un derecho Universal, al igual que los derechos a vivir, comer, respirar.

Parece que usted cree mucho en el poder del arte. ¿Por qué?

Sé que hay tantas cosas que no sabemos y que no entendemos. La física es una de ellas. Durante los últimos quinientos años hemos aprendido mucho. Creamos dispositivos muy complejos que sorprendentemente funcionan. Y, sin embargo, todavía estamos lejos de la comprensión de nosotros mismos. Al mismo tiempo, los artistas, así como buenos psiquiatras, pueden manipular nuestras mentes. ¿Por qué? En 1960, Eugene Wigner afirmó “La sorprendente eficiencia de las matemáticas en las ciencias naturales”. Puedo decir lo mismo: “La Sorprendente Eficacia del Arte en la Psicología Humana”. ¿Por qué el arte es tan poderoso? ¿Nos entenderemos a nosotros mismos una vez que respondamos a esta simple pregunta?