Mensajes y banderas de los sindicatos, en la Jefatura Provincial de Correos. / KAMARERO
Mensajes y banderas de los sindicatos, en la Jefatura Provincial de Correos. / KAMARERO

Ante la concentración del jueves de representantes sindicales de CCOO y UGT en las dependencias de la Jefatura Provincial de Correos, la compañía emite un comunicado en el que «desmiente» las acusaciones por «desastre organizativo» y garatiza la «calidad del servicio».

Según los sindicatos, el Servicio Postal Público de los últimos años en «un desguace» por «el abandono» de Correos; a lo que la compañía defiende «condiciones de equidad, accesibilidad, asequibilidad y no discriminación» para prestar el envío a todos los ciudadanos. Asimismo, recalca que «no existe ningún plan de privatización» de Correos; y que «no está cerrando ninguna oficina ni centro de distribución» y que «no está realizando despidos ni destruyendo empleo».

Por otro lado, incide en que «no hay un trasvase de actividad» de Correos a sus filiales como puede ser Correos Expres; y evidencia que la compañía está «inmersa en un proceso de transformación» de su modelo de negocio «sin privatización ni despidos». «Es completamente falso que se vaya a fragmentar«, subrayan desde Correos.

En ese sentido, destaca la creación de empleo durante el periodo del 2018 al 2021, donde «se han convocado 13.297 plazas para personal laboral indefinido, de las cuales 7.730 personas se han incorporado a la organización y ya está en marcha la convocatoria de los 5.377 puestos restantes». Durante los años del 2020 al 2021, «un total de 5.521 personas han obtenido un destino más acorde a sus necesidades a través del concurso de traslados».