Uno de los grupos, el sábado pasado en la zona de la Fuencisla donde se han producido históricamente desprendimientos. / E. A.

Un año más, y ya van catorce ediciones, se ha celebrado la excursión divulgativa ‘A todo riesgo. Convivir con los desastres geológicos cotidianos’, en el marco de la Semana de la Ciencia de Castilla y León. En esta ocasión ha sido bajo las condiciones que marca la pandemia de coronavirus pero con mucho interés por parte de los 36 participantes distribuidos en seis grupos de seis personas cada uno.

Organizadas por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME, organismo del Ministerio de Ciencia e Innovación) y los responsables del programa medioambiental ‘Segovia Educa en Verde’ de Ayuntamiento de Segovia), estas excursiones didácticas sobre los riesgos geológicos en la ciudad (inundaciones, desprendimientos, terremotos…) han estado guiadas por tres monitores y monitoras de ‘A todo riesgo’, dos profesores de la Universidad de Salamanca y una profesora de instituto de Cuéllar.

La iniciativa ha sido posible gracias al Departamento de Geodinámica, Estratigrafía y Paleontología de la Universidad Complutense de Madrid, Turismo de Segovia, Real Casa de Moneda de Segovia; Marisa y Pedro Delgado, Geología de Segovia, IMDEA-Agua y, por supuesto, a un magnífico grupo de guías-interpretes expertos en riesgos geológicos.

Convivir con los desastres
Casa de la Moneda, una zona inundable. / E. A.