Obras consolidacion muralla en la torre
Obras de consolidación en la Muralla.

El Ayuntamiento de Segovia ha iniciado esta mañana los trabajos para la consolidación de la Torre 86 y su lienzo contiguo de la muralla de Segovia. Se trata de la primera torre desde la Puerta de San Andrés o Arco del Socorro hacia el valle del Clamores, en el lado Sur de la cerca segoviana. La obra se prolongará durante dos meses y su ejecución asciende a 39.446 euros (IVA incluido). Los trabajos fueron adjudicados a la empresa Julio Barbero Moreno, S.L., empresa especializada en trabajos de restauración y conservación de bienes culturales.

La actuación se enmarca en el conjunto de intervenciones que el Ayuntamiento de Segovia lleva desarrollando en la Muralla segoviana para su conservación durante los últimos años, y que están completando, poco a poco, la restauración de toda la fortificación urbana de la ciudad. Para ello, se solicitó en junio de este año 2022 una subvención al Ministerio de Cultura y Deporte en la convocatoria 2022 de ‘ayudas para proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados Patrimonio Mundial’. Finalmente, el Ministerio otorgó una ayuda para esta intervención por importe de 27.511,43 euros, que supone el 67,5 % del total solicitado.

La Torre 86 tiene forma rectangular y una altura aproximada de 12,20 metros y el lienzo situado junto a la Torre, unos nueve metros. El paso del tiempo junto con la suma de agentes y otros factores como la erosión natural de los propios materiales, han provocado el envejecimiento y desgaste de la piedra, la pérdida de material en las juntas y su erosión. A ello hay que añadir la existencia en la Torre y el lienzo de un vierte aguas cerámico, no ejecutado correctamente, que hace que el agua de lluvia y escorrentías generen el ennegrecimiento irregular de la piedra. Por último, también hay que tener en cuenta los efectos de pequeños actos vandálicos como grafitis o pintadas.

El proyecto propone, entre otras actuaciones, retirar la capa vegetal que brota en la base de la Muralla; eliminar la pintura de la zona inferior de la Torre; picar y eliminar las juntas de mortero en mal estado de forma manual; reponer las zonas puntuales donde se hayan perdido mampuestos; limpiar, consolidar y reintegrar sillares para recuperar volúmenes y formas arquitectónicas; reparar las salidas de agua; y rejuntar con mortero de cal y arena con color y textura apropiados para integrarse adecuadamente en el conjunto. La actuación no sólo abarca las obras sino también el seguimiento arqueológico y los trabajos de coordinación de seguridad y salud.

Este tipo de acciones son vitales para la restauración y mantenimiento de la muralla, y garantizan su conservación, dado el tamaño amplísimo y la necesidad constante de intervención que tiene este Bien Cultural.