Trabajos para reponer el muro en el paseo que comienza bajo el puente de la Moneda. / Kamarero

La actividad era ayer apreciable en la alameda del Parral y en la zona de la Real Casa de Moneda, donde han comenzado las obras para reparar algunos de los daños causados por las inundaciones que se registraron los días 11 y 12 de diciembre por la crecida del río Eresma.

Como se recordará, dos decretos de la alcaldesa declararon de emergencia por un lado las obras de reparación de un muro de defensa y, por otro, la rehabilitación del arco central y los tajamares del puente situado en la parte central de la alameda.

Se trata solo de dos de las inversiones que tiene que acometer el Ayuntamiento de Segovia, ya que la alcaldesa, Clara Luquero, informó de que la estimación del coste de las reparaciones necesarias en esta zona superará los 100.000 euros.

Entre las prioridades se encuentran precisamente la trabajos de reparación del muro que protege el colector general de aguas residuales de la zona norte de la ciudad.

La función de este muro es contener el empuje del río a la salida del azud de La Moneda, a continuación del puente. Sirve a su vez para delimitar el paseo principal, muy frecuentado, de la ribera del Eresma que une el barrio de San Marcos y la alameda de la Fuencisla con la alameda del Parral.

La riada de diciembre afectó a un tramo de 25 metros que ahora se está retirando para rehacerlo. Fuentes municipales justifican la urgencia de esta actuación porque si el agua sigue empujando la estructura, ya derrumbada en buena medida, se pone en riesgo el citado colector general, que podría descalzarse, ya que está vinculado al camino y al resguardo del muro afectado.

“El colapso de la pared podría afectar a la base del emisario y consiguientemente a su estabilidad, lo cual podría derivar en problemas serios dada la importancia de esta infraestructura y sus implicaciones derivadas sanitarias y ambientales”, sostienen.

Está previsto acotar el tramo y desmontar el muro, apartando los mampuestos para su posterior reutilización, y retirando la tierra existente del muro original. Una vez desmontado y llegado al lecho del cauce se añadirán mampuestos más grandes y pesados del mismo tipo o similares para formar una buena base donde apoyar el resto de muro. Posteriormente se aportará hormigón hidráulico de fraguado inmediato para unir todo el conjunto y poder tener la base en condiciones donde levantar el muro.

A partir de ahí se montará la pared siguiendo la misma disposición que tenía antes de su derribo. Finalmente se colocará el cerramiento existente, desmontado en el inicio de los trabajos, y se repondrá el camino para que presente el mismo aspecto que tenía antes de la subida de las aguas. Solo el coste de estas obras supera los 27.000 euros.

Comienzan las reparaciones de daños por la crecida del Eresma en Segovia
La fuerza del agua se llevó parte del arco central del puente de la alameda. / KAMARERO

Por otro lado, ayer mismo también se llevaban a cabo trabajos de protección del puente de la alameda del Parral, del siglo XVII, una intervención de la Concejalía de Obras aunque con supervisión de la de Patrimonio Histórico por tratarse de un elemento protegido.

Paralelamente se está procediendo a reponer cristaleras de seguridad de las ventanas dañadas por las inundaciones en la Real Casa de Moneda, donde el agua llegó a alcanzar cerca de dos metros en el interior del museo.

Comienzan las reparaciones de daños por la crecida del Eresma en Segovia
Instalación de cristaleras en ventanas de la Casa de la Moneda. / KAMARERO