Ciudadanos se erige como el partido «útil» frente a los «extremos»

En plena recta final de la campaña electoral, Ciudadanos apeló al que considera que es el “voto útil”, al erigirse como la formación que “evitará” que gobiernen en la Comunidad los «extremos”, lo que cree que no beneficiaría a la provincia. “Si Mañueco hace un pacto con Vox, pacta con el diablo”, criticó ayer el candidato por Segovia a las Cortes de Castilla y León, Afrodisio Martínez.

Ciudadanos organizó un acto de cierre de campaña en Segovia, en una provincia que, a juicio de Martínez, “no le interesa” al PP, que antepone “los intereses de Mañueco por una posible implicación judicial”. Por el contrario, subrayó que Ciudadanos será “una garantía de futuro” para los jóvenes, cuya vuelta tratarán de impulsar.

Ante la posibilidad de un nuevo pacto con el PP, el candidato a las Cortes recordó que, durante su gobierno conjunto, a los ‘populares’ “no les gustó que estuviéramos pendientes de que no hicieran trampas”, por lo que espera que cuenten mañana con la confianza de los ciudadanos para “evitar que Mañueco se eche en brazos de Vox”.

Martínez se dirigió en especial a quienes aún no tienen claro a qué formación darán su voto, y remarcó que Segovia es “una tierra de gente honrada y de palabra” algo que, en su opinión, Ciudadanos “ha demostrado” que cumple, lo que “ha molestado” a PP y PSOE.

“Está claro que han intentado eliminarnos y les ha salido mal”, criticó Martínez. Ante el adelanto electoral “irresponsable”, el candidato de Ciudadanos insistió en que el PP “los echó de muy malas maneras” del Ejecutivo autonómico. De ahí que acuse a Mañueco de “ser malo hasta para mentir”.

Por último, Martínez agradeció a los simpatizantes segovianos que hayan escuchado sus ideas, puesto que reivindica que era precisamente este el objetivo de Ciudadanos para esta campaña, frente a los “sectarismos y promesas incumplidas”.