Imagen del encuentro mantenido en el Ayuntamiento entre Ciudadanos y los trabajadores de FCC. / El Adelantado
Publicidad

Los integrantes del Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia –Noemí Otero Navares, Francisco Javier García Crespo y David García-Foj Fernández– se han reunido con varios representantes del Comité de Empresa de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) de Segovia.

“Los trabajadores nos han trasladado su preocupación por que el pliego que rige este contrato municipal –el de mayor cuantía, más del 10% del presupuesto anual– no ha tenido en cuenta sus alegaciones, ¿cómo puede ser que no se pregunte a las personas conocedoras de la materia a la hora de regular un servicio? Además, el Ayuntamiento, que no ha supervisado la labor de la concesionaria, no tiene para nada claro lo que funciona y lo que no en este servicio y, para lavarse las manos, deja un excesivo margen de discrecionalidad a las empresas licitadoras”, ha comentado Otero.

Por su parte, García Crespo ha señalado “la importancia de abordar campañas de concienciación sobre la gestión de los residuos urbanos. El problema de falta de concienciación lo encontramos, sobre todo, en los polígonos industriales, no de las empresas que allí se encuentran si no de personas que, normalmente por las noches, hacen un mal uso de los contenedores”.

“Nos preocupa la seguridad de los trabajadores debido a las deficiencias y obsolescencias de los vehículos y demás enseres que utilizan a diario. La mayoría de los camiones tienen ya más de trece años, por falta de personal hay ciertos instrumentos que no salen a la calle y que facilitarían el trabajo de los empleados. Sin ir más lejos, hace unos días se quemó uno de los camiones mientras se encargaba de la recogida diaria de basuras”, ha advertido García-Foj.

El Grupo Municipal Ciudadanos pretende llevar al pleno del próximo viernes 27 de septiembre una batería de preguntas en este sentido que arrojen luz tanto al asunto de la recogida de residuos sólidos y la limpieza viaria y del alcantarillado, como a la normativa de la que carece el Punto Limpio.