Publicidad

La baja en el partido de la concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de La Lastrilla Isabel González, unida a la de otros diez militantes en la provincia no ha causado un gran quebranto en la organización, a juicio de sus máximos responsables, que atribuyen a la “frustración personal” de la ya exmilitante de la formación la decisión de abandonar sus filas.

La diputada provincial y concejala del Ayuntamiento de Segovia Noemí Otero aseguró que el partido “se ha caracterizado siempre por su talante democrático, donde los militantes y cargos públicos tienen libertad para tomar cualquier decisión que consideren oportuna”, pero precisó que en el caso de la edil de La Lastrilla “es bien conocida su frustración personal por su propia agrupación por no haber alcanzado los resultados electorales apetecidos en su municipio, y por el hecho de no haber sido elegida diputada provincial ni compromisaria en la última asamblea del partido al no haber contado con el apoyo de sus compañeros de partido, lo cual es una sucesión de frustraciones personales”.

Asimismo, rechazó las críticas realizadas en lo referido a la acumulación de cargos y retribuciones, y precisó que en el partido “orgánicamente ningún integrante de la dirección recibe retribuciones por su trabajo, trabajamos desde el altruismo, aportando energía y ayudando a evolucionar a la provincia”.

Otero señaló que los concejales y los cargos públicos del partido en la provincia “están trabajando muy duro ejerciendo una labor propositiva y fiscalizadora en las instituciones donde contamos con representación, lo que se ha podido ver en este último año, pero en La Lastrilla la única noticia que se ha producido relacionada con la concejala es la de su baja, por lo que no ha habido trabajo por y para el pueblo”.

En cuanto al futuro de Ciudadanos en La Lastrilla –que pierde su único concejal, ya que González ha anunciado su intención de mantenerse como no adscrita en el pleno municipal- la diputada provincial aseguró que “lo lógico sería que si abandona el partido, dejara también de ser concejala, pero es su decisión y no nos podemos permitir el lujo de perder tiempo en un momento crucial para la provincia como éste, donde nuestro esfuerzo y nuestro pensamiento está en buscar soluciones para paliar la difícil situación derivada de la pandemia”.

“El motor de ciudadanos sigue trabajando y continúa funcionando –aseguró- y todos los cargos públicos trabajamos para ser parte de la solución al problema”.
Por otra parte, expresó su decepción por los ataques personales llevados a cabo por algunos de los militantes que han dejado el partido, y asegura que esta actitud “va en función de los valores de las personas”. “Yo creo en Ciudadanos porque hay que dar un giro a la política en España, y todos los que apoyamos esta iniciativa vinimos para pensar en que puedo hacer y no en qué voy a sacar de esto”, concluyó.