Obispo-Cesar-Franco
César Franco, obispo de Segovia./KAMARERO

César Franco, obispo de Segovia, se encuentra ingresado en un hospital de Madrid después de que en los últimos días presentara fiebre. Franco fue sometido a las pruebas de detección de la Covid-19 y dio negativo y, en estos momentos, está recibiendo un tratamiento de antibióticos por vía intravenosa.

Por otro lado, el obispo, a través de un comunicado remitido por la Diócesis de Segovia, manda un mensaje de “tranquilidad” donde reconoce que se encuentra “bien” y lamenta que este contratiempo tenga lugar en los días de Semana Santa; ya que “hubiese deseado celebrar con sus fieles en la Catedral”.

Desde la Diócesis explicaron que Franco se sometió a una prueba de la Covid-19 que dio negativo pero seguía presentando décimas de fiebre y tenía “escasa respuesta a los antibióticos orales”, por lo que su médico consideró conveniente proceder a su ingreso en el mismo hospital de Madrid donde fue tratado durante su convalecencia por intoxicación.

La Diócesis pide que se respete “la intimidad y el descanso de nuestro obispo durante los próximos días”. Franco tiene 72 años y tomó posesión como obispo de Segovia en diciembre de 2014. Estuvo enfermo en el verano de 2019 por un problema en la vesícula, del que se recupero.