Cerca de 700 hogares segovianos ya reciben el Ingreso Mínimo Vital

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, asegura que Segovia es una de las provincias que más ha avanzado en la resolución de esta prestación de la Seguridad Social, que ya ha beneficiado a 1.400 segovianos, de los cuales más de 500 son menores

El pasado mes de marzo, la Seguridad Social tramitó 2.614 solicitudes en la provincia, de las cuales 210 estaban duplicadas y 1.456 fueron denegadas. / KAMARERO
El pasado mes de marzo, la Seguridad Social tramitó 2.614 solicitudes en la provincia, de las cuales 210 estaban duplicadas y 1.456 fueron denegadas. / KAMARERO

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) ha beneficiado ya a 667 hogares en toda la provincia de Segovia. Así, con este subsidio han llegado a 1.400 personas, de los que más de 500 son menores, unos datos proporcionados por la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín. Sostiene que Segovia “es una de las provincias que mayor número de prestaciones ha sacado adelante”.

Por su parte, el director provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social y de la Tesorería General de la Seguridad Social, Miguel Ángel Cabo, ha destacado la importancia de que los segovianos que han recibido o hayan solicitado el IMV hagan la declaración de la renta del curso 2020-2021. De no ser así, “se les va a eliminar el ingreso”, mantiene.

Hay que tener en cuenta que el IMV es un complemento a la renta. Por ello, si los ciudadanos beneficiarios de esta prestación no realizan la declaración, la Seguridad Social no sería conocedora de ello y “no puede continuar con el pago del ingreso”, asevera Cabo. El borrador se podía presentar desde el pasado 7 de abril y la fecha límite para hacer cualquier gestión es el 30 de junio, momento en el que finaliza la campaña de este año.

De igual forma, los perceptores solo podrán ausentarse de España durante 15 días sin comunicación previa. Si superan los 90 días sin justificarlo cometen una infracción muy grave.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones oficializó el 18 de marzo los últimos datos oficiales. Estos señalaban que se habían aprobado 604 solicitudes en Segovia, de las cuales 520 ya habían empezado a pagarse, mientras que el resto estaban en fase de ‘subsanación’ de errores. “Se ha avanzado mucho en esta materia en poco tiempo, teniendo en cuenta el tiempo que conlleva la revisión de la documentación”, explicó Martín. En el mes y medio que ha transcurrido desde que se dieron a conocer las últimas cifras, el número de solicitudes aprobadas se ha incrementado en 147.

Los hogares incluidos en la nómina de marzo estaban formados por 1.311 beneficiarios: de ellos, 793 eran adultos y 518 menores. El perfil más habitual es el de un adulto con un menor al cargo, y un adulto solo.

Sin embargo, de acuerdo con esta base de datos, se ha generado una brecha entre provincias con respecto al reparto de las ayudas. En Navarra, más de la mitad de los solicitantes lograron la prestación, y cerca de la totalidad de las que fueron tramitadas recibieron el visto bueno. Por el contrario, Segovia se coloca a la cola en número de beneficiarios (520), junto a Soria (158), Guadalajara (483) y Cuenca (568).

Por otro lado, a fecha del pasado mes de marzo, de las 2.614 solicitudes que tramitó la Seguridad Social, 210 estaban duplicadas y 1.456 fueron denegadas. El motivo más frecuente para que se produzca la desestimación es que el solicitante no cumpla el criterio de vulnerabilidad, al superar los umbrales de renta y patrimonio. No obstante, en algunos casos se producen por la falta de acreditación de la unidad de convivencia. Para evitar esto último, en enero se realizó una modificación normativa, con el propósito de que los trabajadores sociales y entidades colaboradores del IMV pudiesen realizar la acreditación y facilitar el reconocimiento de situaciones de convivencia no convencionales.

Por debajo de la media

De media, cada hogar segoviano recibió en esta nómina 410,32 euros, por lo que se sitúa entre las más bajas de España, cuya prestación media reconocida es de 460 euros. Por ello, el salario que se otorga en Segovia solo supera al de Badajoz (391,24 euros), Ciudad Real (394,63 euros), Cáceres (403,34 euros) y Albacete (407,34 euros). Por el contrario, la provincia que lidera el ranking es Madrid, con un IMV de 547 euros al mes.

El Ingreso Mínimo cubre la diferencia hasta un umbral de renta garantizado, que varía en función del tipo de hogar. Para ello, se contabilizan las rentas preexistentes, en el caso de que existan, con excepción de las rentas mínimas establecidas en cada comunidad autónoma.

De esta forma, el umbral de renta garantizada oscila entre los 470 euros al mes (lo que es equivalente a una pensión no contributiva) para un hogar unipersonal y los 1.033 euros al mes para unidades de convivencia que tengan la siguiente estructura: dos adultos y tres o más menores o tres adultos y dos o más menores o por cuatro adultos y un menor. De ahí que el IMV en Segovia esté por debajo de la media.

Un año del subsidio

El próximo 1 de junio se cumplirá un año de la entrada en vigor de este subsidio, tras su publicación en el BOE el 29 de mayo. Aprobado por el gobierno central con el objetivo de reducir la pobreza infantil y combatir la desigualdad, esta se convirtió en la principal herramienta de lucha contra la crisis económica generada por la pandemia de covid-19.

Esta prestación no contributiva de la Seguridad Social garantiza ingresos mínimos a quienes carecen de ellos. El Plan de Recuperación y Resiliencia enviado por el Gobierno a Bruselas recoge un incremento de la cuantía del IMV para las familias con cargas familiares antes de que 2021 llegue a su fin.

El documento remarca la necesidad de mejorar la prestación para los desempleados de larga duración que cuentan con responsabilidades familiares. Aún se desconoce a cuánto asciende la cuantía, ya que primero la Unión Europea deberá dar el visto bueno.

Los requisitos para poder solicitar la renta mínima no se modifican. Es necesario ser residente en España, tener entre 23 y 65 años, haber vivido al menos tres años de forma independiente y haber cotizado un año a la Seguridad Social. Asimismo, pueden cobrarlo los jóvenes de 18 años con hijos a cargo que lleven un año de residencia legal en España.

El plazo máximo para resolver una solicitud es de seis meses desde la fecha de presentación. Tras medio año sin respuesta, la petición se entiende denegada por el silencio administrativo, pero el Instituto Nacional de la Seguridad Social resuelve expresamente las solicitudes presentadas, incluso si hubieran transcurrido más de seis meses.