Este es el aspecto que ofrecía una de las pistas de La Pinilla el pasado jueves. /E.A.
Publicidad

La estación de La Pinilla abrió ayer sus puertas por primera vez esta temporada, cuando las condiciones climatológicas por fin lo han permitido. Comienza una campaña tardía en las instalaciones de Cerezo de Arriba, con la llegada de la nieve, que se ha resistido prácticamente hasta finales de este mes de enero. Centenares de aficionados pasaron ayer por las pistas de La Pinilla, con ganas de practicar su deporte favorito es la única instalación de esquí de carácter alpino del Sistema Central.

A pesar de que, de momento, solo están abiertos 2,5 kilómetros de pistas, los esquiadores que conocen La Pinilla no han podido esperar más para deslizarse por una superficie con nieve de espesor entre 10 y 30 centímetros y calidad ‘húmeda’ . Desde la estación trabajan para conseguir las mejores condiciones de las pistas, para que la campaña se alargue lo más posible, aunque todo depende del tiempo que haga en los próximos días y de la nieve que se vaya acumulando, complementado con el trabajo de innivación de los cañones artificiales.

Las previsiones para hoy anuncian que la estación sigue abierta este domingo, con 2,5 kilómetros de pistas, los mismos espesores que ayer, y un precio de promoción del forfait de 20 euros.

En cuanto a la estación de Navacerrada, dos meses después de que abriese sus instalaciones por primera vez en la temporada, el pasado jueves volvió a poner en marcha sus remontes, con ilusiones renovadas para una temporada que se espera que, al menos, se alargue.

Las pistas se han podido abrir gracias al sistema de producción de nieve que tiene el Puerto de Navacerrada. La estación de esquí ha reabierto toda la ‘zona baja’, donde se puede esquiar en las pistas de El Telégrafo, El Escaparate y El Bosque. Lamentablemente, la ‘zona alta’ no tiene suficiente acumulación para poder abrirla, aunque sí está abierto el telesilla de Guarramillas para disfrute de uso turístico.

Para estos días, el precio del forfait es de 22 euros. El pase infantil cuesta 18 euros, mientras que alquilar el equipo completo de esquí tiene un coste de 12 euros.