Vista general de la Residencia Asistida de Segovia. / Nerea Llorente
Publicidad

Comisiones Obreras (CCOO) Segovia y UGT Segovia consideran que es necesario la creación de “un gran pacto” para la atención de los mayores en el que participen la Administración autonómica, los ayuntamientos, las diputaciones y los agentes sociales y económicos, para establecer un nuevo modelo de atención a la dependencia, que aborde el problema actual y también la situación que quede después de la pandemia del Covid-19.

“Es imprescindible que, desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, o quien la Junta de CyL determine, se muestre un claro liderazgo para afrontar una situación sin precedentes de la que surgen los diferentes problemas cuyas consecuencias dejan ver un panorama nada alentador si no se actúa, que no pueden aplazarse y cuya solución es necesaria y posible si hay realmente voluntad para abordarlos por las instituciones y administraciones. Hoy conocemos mejor como actuar ante este virus y a quienes ataca de manera más agresiva; también hay más material de prevención y seguridad y han sido resueltos problemas estableciendo protocolos. Por ello, creemos que es el momento de aprovechar las buenas experiencias incorporadas en algunos centros residenciales y ponerlas en práctica en otros”, reza el comunicado conjunto elaborado por los sindicatos.

CCOO y UGT llaman a la adaptación de los servicios domiciliarios a la nueva realidad, “puesto que la permanencia en los domicilios está demostrada que salva vidas”, con la potenciación del servicio de teleasistencia o de los servicios de comida a domicilio. También con la incorporación al servicio de actuaciones como hacer la compra o la atención a las necesidades farmacéuticas.

En cuanto a los centros residenciales, los sindicatos exponen que “la afectación ha sido muy desigual, tanto si nos fijamos en las residencias públicas como si lo hacemos en las privadas, con una incidencia muy dispar entre centros, en cuanto a residentes y trabajadoras afectados. Las rutinas, las actividades, los usos habituales de los espacios comunes, que forman parte de la convivencia en estos hogares estaban preparados para un modelo de convivencia útil en etapas ‘normales’, pero, a tenor de las situaciones críticas que el Covid-19 está produciendo en las residencias, es necesario implementar nuevas medidas”.

Entre ellas, los sindicatos destacan que hay que: conocer la realidad del contagio por Covid.19 en todas las residencias de la Comunidad, tanto en personas usuarias como en personal; y actuar en aquellos centros, especialmente en los que los datos son negativos, ofreciendo diferentes alternativas en función de las carencias detectadas.

Unas carencias que CCOO y UGT resumen en: falta de equipos de protección individual, tanto para usuarios como para el personal que los atiende; problemas organizativos; refuerzo de personal –bien por bajas por contagio, o por otros motivos–; asunción de las competencias de dirección temporalmente; o traslado de pacientes a otros centros o puntos intermedios acondicionados, cuando la carencia de espacio en las instalaciones así lo aconseje.

“Entendemos que todas las medidas deberían estar enmarcadas en un Plan de Actuación en Residencias en el que prime de forma inmediata los mecanismos necesarios para frenar contagiados y fallecidos”, aseguran.