Publicidad

Las catedrales de Ávila, Astorga, Ourense, Cádiz, Guadíx, Málaga, la concatedral de Cáceres , la Almudena de Madrid y la de Segovia participaron ayer en una novedosa y atractiva experiencia en la que bajo el lema ‘El atardecer de las Catedrales’ todas ellas se unieron para  retransmitir y fotografiar el momento del ocaso desde algunos de sus lugares más recónditos y encantadores.

Las catedrales forman parte de la vida social y religiosa de las grandes ciudades de toda España, además de ser emblemas arquitectónicos de ellas y del catolicismo. Por este motivo, y como conmemoración del Día Internacional de las Catedrales  los departamentos de comunicación y responsables de RR.SS de la Catedral de La Almudena, la Catedral de Cuenca, la de Segovia y, sus respectivos cabildos decidieron poner en marcha esta iniciativa para dar a conocer la riqueza artística, cultural,  y religiosa de todos ellos haciendo partícipes a las personas.

En el caso de Segovia, cerca de una veintena de personas pudieron tomar fotografías y disfrutar de esta iniciativa, gracias al II Concurso Fotográfico ‘La noche de la Dama’, en  el que los 10 ganadores fueron quienes pudieron volver a visitar lugares como la cubierta de la nave central o las ‘ocho bolas’ de la torre en las últimas horas vespertinas.

Aunque el tiempo no acompañó en exceso, los participantes pudieron disfrutar de los últimos rayos del sol del día entre las 19,30 y las 19,57, hora en la que oficialmente llegó el ocaso

Coincidiendo con #ElAtardecerDeLasCatedrales, volvió  la música de órgano a la Catedral, esta vez con un concierto del organista Pablo Márquez, titular de la Catedral de Valencia y Catedrático de Clave en el Conservatorio Superior de Valencia. Artista con una dilatada carrera internacional, es uno de los especialistas de música de tecla antigua de mayor prestigio en España. En su concierto,  la música de Correa de Arauxo y de Joan Baptista Cabanilles dialogaron  en el recién restaurado órgano de la Epístola de la Catedral.