El CAT, en una imagen de archivo. / Kamarero
El CAT, en una imagen de archivo. / Kamarero

En el punto de mira colocó a la ciudad de Segovia el canal de televisión ‘Cuatro’ la noche del lunes, al emitir un reportaje sobre casos de despilfarro en administraciones públicas, citando entre ellos el ‘Círculo de las Artes y la Tecnología’ (CAT), un proyecto ideado hace ya más de una década —en 2006—, con un elevado presupuesto invertido, pero cuya finalización se antoja incierta, si bien desde el Ayuntamiento el concejal socialista José Bayón insistía ayer, tras el alboroto provocado por el programa ‘En el punto de mira’, en su convencimiento de que las obras habrán acabado en verano de 2019, tras otra ‘inyección económica’ cercana a los tres millones de euros.

Como suele ocurrir en los reportajes televisivos de máxima audiencia, su emisión desencadenó un aluvión de comentarios en la redes sociales, la mayoría censurando la actuación del Ayuntamiento de Segovia. Y ayer, los partidos políticos de la oposición se posicionaron, sobre la situación actual del CAT y el programa de Cuatro.
El PP emitió una dura nota de prensa donde consideraba que al grupo socialista en el Ayuntamiento “se le debería estar cayendo la cara de vergüenza de ver cómo su gestión del CAT ha llevado a nuestra ciudad a salir en una televisión nacional asociada a la palabra despilfarro”. “A esto —continúa el texto— es a lo que nos ha llevado su proyecto estrella”. A juicio de los concejales populares, liderados por Raquel Fernández, la “bochornosa imagen” dada “no es ni mucho menos el mejor reclamo para que vengan empresas a instalarse en Segovia”. El PP considera que el PSOE ha convertido al CAT en “una pesada losa” y “un monstruo que no deja de tragarse el dinero que debería dedicarse a nuestros barrios”.

En su nota de prensa, el PP advierte del “nerviosismo” y “la falta de claridad” de la alcaldesa durante la entrevista para el reportaje de televisión. “Lo único que quedó claro —recalcan los populares— es que a día de hoy se han gastado más de 20 millones de euros de dinero público en un proyecto del que no se sabe todavía cual va a ser su futuro”. Al principal grupo de la oposición le pareció “una desfachatez” que Luquero indicara que cuando ella llegó se encontró un edificio a medio construir, pues “ella ha formado parte del Gobierno socialista en el Ayuntamiento desde 2003”, por lo que fue partícipe en todas las decisiones referentes al CAT.

Los populares defienden que, con la emisión de ‘En el punto de mira’, “queda clara” la necesidad de una comisión de investigación sobre el CAT, una comisión solicitada por el PP —con el apoyo de UPyD – Centrados en Segovia e Izquierda Unida— pero que fue rechazada en el último pleno de la corporación gracias a la abstención de Ciudadanos.

Las críticas al PSOE no llegaron ayer únicamente desde el PP. El concejal Cosme Aranguren, de UPyD – Centrados en Segovia, dijo haber quedado “sorprendido”, en primer lugar, por las dificultades del equipo de ‘Cuatro’ para grabar el programa, la presencia de la Policía y la prohibición para que un dron pudiera tomar imágenes del edificio. Entrando ya en el fondo de la cuestión, Aranguren calificó de “bochornosas” las declaraciones de Luquero en las que éste afirmaba que ella se encontró el CAT sin resolver cuando accedió a la Alcaldía de Segovia. “Ella ha estado desde el inicio en este meollo y, por lo tanto, su actitud ahora me parece cobarde”, manifestó el edil, para el que “si eso lo hubiese dicho Bayón no habría nada que objetar, pues él llegó más tarde; pero no resulta admisible que quien haga esas declaraciones sea Luquero”. Aranguren se reconoció “entristecido” por “la mala imagen” dada por Segovia en el programa del lunes, queriendo, por último, censurar el posicionamiento de Ciudadanos en relación al CAT, recordando que su abstención impidió la creación de una comisión de investigación sobre este proyecto.

Ángel Galindo, concejal de Izquierda Unida, también se explayó ayer al hablar del CAT y el polémico programa de ‘Cuatro’. “Si tengo que resumir lo que pienso del CAT diré que es un edificio que ha generado mucha frustración a la sociedad, pues se ha invertido allí mucho dinero y no se da uso”, declaró el edil. Haciendo balance sobre la larga y todavía inacabada gestación del CAT, Galindo entiende que se trata de “uno más de los nefastos proyectos de cemento y hormigón que llevaron a este país a la crisis”. “En este caso concreto —continúa— la responsabilidad es del PSOE, y ahora Luquero no puede echar balones fuera”.

Al igual que PP y UPyD – Centrados en Segovia, a Galindo le molestó en especial las declaraciones de Luquero donde ella afirmaba haberse encontrado un proyecto inacabado. “No tiene sentido que ahora diga eso. Ella es parte del proyecto, desde su inicio”, aseguró el concejal de Izquierda Unida, para el que, queriendo sacar una lectura positiva de todo lo acontecido, el CAT ha enseñado que “a partir de ahora, cualquier inversión que se realice debe contar de un proyecto claro donde se indique cuál va a ser su utilidad”. “El CAT —concluyó Galindo— se ha comido muchos recursos del Ayuntamiento, recursos que deberían haber ido a otras inversiones”.

Ciudadanos, a quien el resto de grupos de la oposición acusan por no haber apoyado la comisión de investigación, pidió a todos ellos “tener los pies en el suelo”. “Nosotros —señaló María José García Orejana— no estamos de acuerdo en cómo se han hecho las cosas en el CAT en el pasado, pero como políticos tenemos la obligación de estrujarnos la cabeza y dar un uso al CAT en el futuro”.