Castilla y León aplicará el toque de queda este fin de semana

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, todavía no ha concretado la franja horaria

Castilla y León articulará este viernes un mecanismo jurídico, con el apoyo explícito del Gobierno de España, por el que impondrá un toque de queda en toda la Comunidad y limitará la movilidad nocturna a partir de mañana, una medida que también hará decaer los confinamientos actualmente ordenados en varios municipios.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha garantizado, en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que esta nueva medida será publicada en la jornada de hoy, aunque no ha concretado qué franja horaria tendrá este toque de queda.

Por otro lado, en relación a los nuevos umbrales aprobados por el consejo interterritorial de salud con los cuatro niveles de alerta epidemiológica, el presidente de la Junta ha avanzado que estos estarán operativos “en unos días“, ya que muchas zonas de la Comunidad entran en el máximo nivel de alerta de este nuevo documento.

Así lo asegurado el presidente en su comparecencia, en la que ha agradecido el apoyo mostrado por el Gobierno, a través del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la toma de esta decisión de aplicar el toque de queda de forma autonómica, como también han hecho otras Comunidades Autónomas hoy como la Comunidad Valenciana o Madrid.

No podemos perder ni un solo minuto en discutir si son galgos o podencos“, ha justificado la medida Fernández Mañueco, quien ha pedido de nuevo, no obstante, que el Gobierno de España regule un mecanismo intermedio que permita a la Comunidades adoptar este tipo de medidas con seguridad jurídica, ya que la restricción horaria que se decrete hoy tendrá que ser ratificada por un juzgado, que podría denegarla al entender que se vulneran derechos fundamentales.

Sin embargo, preguntado de qué manera puede concretarse este apoyo expresado por el Ministerio de Sanidad a la Junta, el titular de esta cartera no ha concretado si el Ejecutivo Central regulará una norma específica para permitir los confinamientos autonómicos y se ha limitado a mostrar su apoyo a las decisiones que determinen las Comunidades dentro de sus competencias.

No obstante, el ministro de Sanidad ha reconocido que la idea del Gobierno es buscar “apoyos claros” en el ámbito parlamentario y autonómico que garanticen que si se toma la decisión de aplicar el toque de queda a nivel nacional dentro de un estado de alarma, este pueda ser prorrogado más allá de 15 días.

Es muy importante ir todos juntos y tener las garantías de contar con los apoyos claros“, ha resumido el ministro, preguntado por la falta de decisión definitiva en el ámbito nacional para establecer el toque de queda, ya que ha considerado que está funcionando el “marco competencial” de las autonomías.

Nosotros hemos asumido nuestra responsabilidad“, ha subrayado el presidente de la Junta, quien ha explicado que el toque de queda está justificado en la Comunidad, ya que se ha detectado que una gran parte de los contagios en estos momentos se están originando en “las reuniones sociofamiliares y en el ámbito nocturno“, de modo que, con esta decisión, se pretende “eliminar temporalmente estos contactos“.

Sobre este toque de queda, el ministro de Sanidad ha reconocido que la “restricción a la movilidad nocturna” fue un asunto abordado en el consejo interterritorial de salud de ayer, donde los reunidos se emplazaron a “seguir valorando” esta medida, a pesar de que algunas Comunidades expresaron su apoyo a la misma y otra, como Castilla y León, llegó a pedirlo formalmente.

En referencia a este toque de queda autonómico, el presidente de la Junta ha avanzado que en estos momentos los servicios jurídicos y los expertos sanitarios se encuentran reunidos analizando cuál es la hora mas conveniente de aplicación de la medida de acuerdo a la situación epidemiológica.

En cuanto a los cierres perimetrales, que decaerán en el momento de concretarse este estado de alarma, Fernández Mañueco ha valorado que estos “han cumplido su función” pero, al ser las medidas del toque de queda “más restrictivas” que los confinamientos, estos “dejarían de tener sentido“, ya que la situación de máxima gravedad está extendida en toda la Comunidad.