Estado que presentaba la Plaza Mayor después de la verbena del pasado sábado. / E. A.
Estado que presentaba la Plaza Mayor después de la verbena del pasado sábado. / E. A.

La Policía Local de Segovia ha informado que durante el fin de semana se registraron en la capital un total de 150 infracciones y casi un centenar, 94, lo fueron por incumplir la Ordenanza municipal de Convivencia Ciudadana al realizar necesidades fisiológicas en la vía pública. La concejala de Seguridad, Raquel de Frutos, que ha comentado que hasta ahora las fiestas de la ciudad se están desarrollando con tranquilidad y sin que haya que lamentar incidentes de gravedad, sí ha lamentado que la mayor parte de las personas que han sido sorprendidas por los agentes cuando estaban orinando lo han sido en calles y plazas del entorno de la Plaza Mayor, donde precisamente el Ayuntamiento ha instalado urinarios portátiles.

En este sentido, destacan las 61 infracciones del sábado en puntos como la plaza del Potro (2 sancionados, calle de los Desamparados (1), Corral del Mudo (11), paseo del Salón (1), calle de Santa Ana (4), plaza de San Esteban (8) calles del Doctor Castelo (1) y de Barrionuevo (2), plazas del Rastrillo (1), de la Madre Cándida (3) y del Doctor Laguna (1), calles de Cabritería (1), San Frutos (5), Judería Vieja (8), Marqués del Arco (4), Martínez Campos (2), Descalzas (1), San Geroteo (1) y Capuchinas Alta (1).

El despliegue de la Policía Municipal ha sido amplio y los infractores se enfrentan a multas que van desde los 120 euros hasta 750 euros, para los casos más leves, pero pueden llegar a 1.500 euros cuando son conductas (defecar, orinar, o escupir), que se realizan en espacios de concurrida afluencia de personas o frecuentados por menores, o cuando se haga en monumentos histórico-artísticos o edificios catalogados o protegidos o en su entorno.

Por otro lado, algunos ciudadanos se han hecho eco en redes sociales de la suciedad acumulada en lugares como la propia Plaza Mayor después de los conciertos, espectáculos o verbenas celebrados las noches del viernes y el sábado.

La propia alcaldesa, Clara Martín, ha indicado que está funcionando bien el dispositivo especial de limpieza, recogido en el contrato con la adjudicataria del servicio, FCC, y ha agradecido públicamente el esfuerzo que realizan los operarios. “Evidentemente, todos somos conscientes de que hay ciertos momentos en los que la acumulación de personas genera muchos residuos… pero se nota esa retirada y la limpieza de la plaza y de las calles adyacentes con baldeos (lavado con agua a presión) y maquinaria especial”.

También el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, ha mostrado fotografías del antes y el después del operativo de limpieza en la Plaza Mayor y ha informado de que, al finalizar los eventos, el dispositivo especial comienzan sobre las 5 de la madrugada, una vez se ha despejado el lugar y se trabaja con rapidez.

Sí ha comentado que “el ocio en fiestas no debe estar reñido con el civismo” y ha recordado que los residuos deben depositarse en los contenedores que hay en la Plaza Mayor y que “utilizar los urinarios portátiles (ubicados en su entorno y hoy en la plaza Tirso de Molina de Nueva Segovia) son gestos que ayudan a mantener limpia la ciudad y facilitan el trabajo de limpieza”.