casado
La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado (c), asiste a la clausura de la 'Jornada regional sobre formación sanitaria especializada', este viernes en Valladolid. EFE/NACHO GALLEGO

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, reconoció este viernes, 19 de noviembre, que la vacunación contra la Covid-19 disminuye el “90% los fallecimientos” y el “80% los ingresos” en hospitales. Casado apuntó, además que “el 40%” de los pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por Covid-19 “no está vacunado”, una cifra que en el caso se los enfermos de coronavirus en planta se calcula en “el 18%”.

La consejera apostó por “llegar al 90%” de personas vacunadas en todos los tramos de edad, mientras en la actualidad, según fuentes de la Consejería, cuenta con la pauta completa el 82% de la población con edades comprendidas entre 12 y 19 años, el 80,5% de 20 a 29 y el 78% de 30 a 39, con una media del 25% de no vacunados entre 12 y 39 años.

Pasaporte covid

Preguntada por el pasaporte covid en diversos sectores, la consejera recordó que en la última Comisión de Salud Pública se planteó la opción de cierre de determinados ámbitos si se llega al nivel tres de riesgo.

Expuso que, de momento, los ingresos hospitalarios y en las UCI están aumentado algo pero de forma similar a la quinta ola, y avisó de que, si se incrementa mucho la incidencia, habrá mucha presión en Atención Primaria y, si crecen los ingresos, subirá la presión hospitalaria.

La reclamación al Ministerio consiste en hacer “algo común para todos”, destacó, antes de considerar el pasaporte covid sólo para lugares cerrados y donde lo que va ha hacer la población nada más llegar es quitarse la mascarilla, en casos como los albergues o recintos de ocio nocturno.

“Si estoy en un teatro y no me quito la mascarilla no pasa nada”, puso como ejemplo la consejera, quien expresó que, por el contrario, al entrar en un restaurante las personas se quitan este elemento de protección y no se lo vuelven a poner hasta que salen. “Estamos en la fase de intentar una postura y una herramienta común” y evitar que pueda haber un lector QR distinto en Castilla y León que en otras autonomías, ya que la gente viaja.

Ante el aumento de la sensación de seguridad que puede proporcionar el pasaporte covid, la consejera alertó de que esa sensación puede ser falsa, ya que una persona vacunada puede estar transmitiendo la enfermedad, motivo por el que ha recalcado la importancia de usar mascarilla.