Casa Moneda RP Tour Virtual Soulbank KAM3907
La alcaldesa, Clara Luquero, prueba la experiencia con unas gafas de realidad virtual. / Kamarero

Por su enclave, en pleno valle del río Eresma, por su historia y por el museo que acoge, la Real Casa de la Moneda de Segovia bien merece una visita. A poca distancia del Acueducto pero en un lugar tranquilo, entre alamedas y junto al Monasterio jerónimo de Santa María del Parral, es sin duda uno de los monumentos más atractivos para el turista que recala en Segovia y también un lugar que guarda muchas sorpresas para los segovianos.

Además de Real, por su construcción en el siglo XVI a iniciativa de Felipe II, desde ahora la Casa de la Moneda de Segovia es también virtual y, en consecuencia, cualquiera, desde cualquier lugar del mundo con acceso a internet, pueden entrar en ella y recorrer su museo, perderse en sus rincones, observar al detalle su maquinaria, hasta escuchar como corre el agua por sus canales y casi respirar el aire de su jardín sin temor, además, al polen.

La alcaldesa, Clara Luquero, acompañada por el concejal de Turismo, Miguel Merino, por el CEO y fundador de Soulbank, Karsten Becker, y por la coordinadora de comunicación de la firma, Maite Martínez, presentó ayer la ‘Experiencia de Realidad Virtual Real Casa de la Moneda’, que ha desarrollado esta empresa que se define como un museo virtual de arte mundial.

Se trata de un producto multiplataforma, ya que su acceso es gratuito a través de una aplicación para teléfonos móviles (disponible tanto para IOs como Android) y para ordenadores (Mac y Windows) pero también para gafas de realidad virtual (Oculus Rift), de momento en versión beta, y próximamente sus promotores anuncian una versión metaverso, con las más amplias posibilidades como experiencia inmersiva e interactiva.

Esta última será una versión web de alta potencia con funcionalidad completa de la aplicación de escritorio dentro de cualquier navegador web.

A través de la web del monumento: www.casamoneda.es, Turismo de Segovia ofrece este nuevo recurso para potenciar la reactivación del mercado turístico a través de la innovación y la tecnología, sostuvieron la alcaldesa y Merino.

Luquero comentó, además, que cumple así con uno de los pilares del Plan de Sostenibilidad Turística en Destino que el Ayuntamiento de Segovia ha presentado a la convocatoria ministerial, con financiación de fondos europeos, sin que este año haya sido seleccionado al no entrar dentro de la estrategia de la Junta de Castilla y León que en 2021 priorizó el turismo rural. La regidora reiteró ayer que se presentará a la próxima convocatoria.

El edil de Turismo agradeció el trabajo de todos los implicados en el proyecto, incluyendo las anteriores concejalas de Turismo, Claudia de Santos y Gina Aguiar, ya que es fruto de un acuerdo alcanzado en 2019 con Soulbank, cuyos responsables admitieron ayer problemas técnicos y otros derivados de la pandemia hasta conseguir ahora el resultado deseado.

Para llevarlo a cabo han utilizado las más modernas técnicas de fotogrametría fotorrealista con el uso de drones y cámaras de alta definición, llegando a realizar más de 30.000 fotografías de la Casa de la Moneda, un recurso de gran valor para las áreas de Turismo y de Patrimonio Histórico, ya que en la iniciativa ha participado también en su última etapa la concejala de esta última, Clara Martín.

Precisamente, entre sus características más sobresalientes se encuentra el multipropósito; es decir, la gran variedad de aplicaciones que puede tener más allá de la promoción turística y la mejora de la comercialización de este sector.

En este sentido, sus responsables explican que tiene un claro valor educativo y recoge textos, sonido (en castellano e inglés) y otros recursos sobre la historia y características técnicas de la Casa de la Moneda, así como de accesibilidad, porque abre sus ‘tesoros’ a personas con movilidad reducida o sin posibilidad de viajar.

La protección del patrimonio cultural es otra de sus aportaciones, ya que gracias a su tecnología en 3D (tres dimensiones) pueden construirse réplicas de maquinaria, esculturas, etc, con impresoras que disponen de esta tecnología.

En el apartado lúdico, la aplicación permite compartir gratuitamente postales virtuales del museo en redes sociales, lo que redunda en una mayor fidelización de los visitantes, y dispone de un juego —los promotores anuncian próximas actualizaciones con más juegos— dirigido a los más pequeños para suscitar en ellos un mayor interés por el edificio, su historia y contenido.

Para Miguel Merino, esta aplicación consigue romper “las dos grandes barreras a las que se enfrenta el turismo: el espacio y el tiempo, haciendo de la visita a la Real Casa de la Moneda, ya sea virtual o presencial, una experiencia memorable”.

Casa Moneda RP Tour Virtual Soulbank KAM3874
Ismael Moreno, artista y creador de objetos de la aplicación de Soulbank, durante su presentación. / Kamarero

Museo virtual

Soulbank, como museo virtual, abarca una amplia colección de recreaciones digitales de arte y patrimonio histórico y cultural en 3D. La exhibición, que sus responsables afirman es única en su tipo por su carácter inmersivo, ha sido creada para ser utilizada en mundos virtuales y potenciar el metaverso a través de la difusión de la historia y el arte.

Cuenta con canales dedicados con una selección de las principales ciudades de interés cultural, como Segovia y su Real Casa de la Moneda.

Sobre esta última, la visita o la experiencia virtual implica un recorrido en 3D por su historia y por sus cinco ubicaciones principales: Puerta de Alzaga (entrada original, realizada por el arquitecto segoviano José Alzaga y restaurada en el siglo XIX), el Canal Sabatini (canal de agua que facilitaba la energía hidráulica a la instalación), el Cuarto de Máquinas (para la fabricación de monedas, donde destaca el ingenio, reproducido en tres dimensiones con mucho detalle, lo que ha obligado ha realizar hasta 600 fotografías con las técnicas más modernas), el Jardín del Rey y La Fundición (el lugar donde se ubicaba la tesorería y se gestionaban las facturas. También se utilizó para hacer monedas más simples que no requerían máquinas grandes y ahora se ha convertido en un Museo Virtual).