Pablo Pérez
El portavoz del PP Pablo Pérez muestra una fotografía de la calle Blanca de Silos por la que discurre el carril bici. / NEREA LLORENTE

El debate sobre la puesta en marcha del carril bici en la ciudad –cuya primera fase ya ha entrado en servicio hace algunos días- se trasladó ayer a la sesión de pleno municipal correspondiente al mes de junio. Paradójicamente, una infraestructura orientada a mejorar la comunicación en la ciudad sirvió ayer para alejar al Gobierno municipal y la oposición, ya que la moción presentada por el Partido Popular en la que el grupo solicitaba la supresión del carril bici fue rechazada por PSOE, IU y Podemos, y contó con el apoyo relativo de Ciudadanos, que se abstuvo en la votación pero que fue muy crítico con el diseño del trazado actual, así como por la ausencia de diálogo para su implantación.

El portavoz del PP, Pablo Pérez aseguró que “resulta pretencioso y absurdo decir que Segovia tiene carril bici pintando cuatro rayas en las calles o instalando siete bolardos”, y señaló que el proyecto que ha puesto en marcha el ayuntamiento “no es el que la ciudad merece y necesita”. Así, señaló que el equipo de Gobierno “ha convertido la movilidad ciclista en un deporte de riesgo evidente”, y a través de algunas fotografías que mostró en el pleno mostró algunas de las zonas más conflictivas en las que los ciclistas “tienen que ir en contrasentido de la marcha o transitar por zonas de bolardos que terminan abruptamente sin alternativas para el ciclista, como en la Rotonda del Pastor”.

Pérez hizo hincapié en que Segovia necesita un proyecto de movilidad que ponga el acento en el tránsito peatonal por encima de los ciclistas, a quienes definió como una “minoría” en la ciudad, y señaló que en su actual diseño y concepción “pocos van a ser los ciudadanos los que saquen la bicicleta y practiquen esta modalidad de deporte extremo que nos propone el equipo de Gobierno”. Además, indicó que el ayuntamiento debe diseñar un plan de movilidad sostenible “adaptado a las características de la ciudad, como venimos diciendo desde 2021”.

Ciudadanos también se unió a las críticas del Partido Popular, y su concejal David García-Foj no dudó en calificar de “chapuza” el proyecto creado por el Ayuntamiento, del que señaló que no cuenta con informes favorables de la Policía Local, e ironizó al asegurar que el equipo de Gobierno defiende su diseño e implantación porque “todos los ciclistas de Segovia son votantes del PSOE”.

Así, indicó que el rechazo o las críticas a esta infraestructura “no tiene que ver con un tema ideológico, simplemente es una chapuza que no se ha hecho bien y si se tiene que cancelar, que se cancele”, y al igual que el portavoz del PP mostró al pleno una selección de fotografías en las que denuncia algunos de los problemas detectados por su grupo como la confusa señalización o el trazado irregular.

Lejos de arredrarles las críticas, el equipo de Gobierno y Podemos sumaron sus fuerzas para defender la llegada del carril bici a la ciudad. El concejal de Obras Miguel Merino señaló que “es mejor para la ciudad tener estas herramientas que ninguna”, y señaló que el itinerario propuesto por el Ayuntamiento no sólo cuenta con el asesoramiento de empresas expertas en movilidad urbana, sino que ha sido valorado “por su coherencia y sus características” por el MITMA a la hora de conceder la subvención de fondos europeos que financiará “al 100 por ciento” las obras. Además, puso de manifiesto que el trazado ha sido consensuado por colectivos y asociaciones vecinales, y aseguró que es “un proyecto vivo, en mejora continua y que se desarrollará con la escucha activa de las opiniones de los ciudadanos.

Por su parte, IU cargó contra el PP y su portavoz y concejal de Medio Ambiente Ángel Galindo aseguró que los populares “no quieren este carril bici ni ningún otro, porque les molesta que avancemos como ciudad”, e insistió en la idoneidad del proyecto, avalado por la seguridad y el apoyo de colectivos ciudadanos.

También Podemos echó un cuarto a espadas a favor del proyecto, y acusó a Pérez de hacer “política de lanzallamas” al solicitar la supresión del carril bici, aunque su portavoz Guillermo San Juan señaló que el proyecto “no es el que nosotros defendemos”. Pese a ello, señaló que “lo mejor que podemos hacer todos los grupos políticos es tratar de mejorar lo que hay y no poner palos en las ruedas”, y señaló que “si fuera por Pablo Pérez, los coches seguirían pasando por debajo del Acueducto”.