Jornada del Día del Cooperante, en Segovia. / EL ADELANTADO
Jornada del Día del Cooperante, en Segovia. / EL ADELANTADO

El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, ensalzó la importante labor que desarrollan 2.689 profesionales españoles en el ámbito de la Cooperación Internacional para el Desarrollo, de los cuales 250 pertenecen a la Comunidad, quien señaló que su trabajo es «sinónimo de solidaridad internacional y contribuye a difundir en el exterior la proyección de la sociedad de Castilla y León y de España». 

Durante su participación en una  jornada sobre el Día del Cooperante en Segovia, Carnero puso en valor la implicación de la Junta con los cooperantes que trabajan fuera de España, ya que, en la presente convocatoria, la posibilidad de retribución mensual se ha incrementado hasta 2.500 euros brutos al mes, lo que puede suponer 500 euros mensuales más que el año pasado. Es un paso más que demuestra el apoyo del Gobierno Regional para que siga habiendo cooperantes y que dispongan de las mejores condiciones laborales posibles, apuntó.

“Los cooperantes representan con mayúsculas el compromiso que nos impulsa, y por eso desde la Junta queremos en este Día del Cooperante felicitar y reconocer la inestimable labor de todas las personas cooperantes, en especial a las castellano y leoneses, transmitiéndoles nuestro apoyo y el de toda la ciudadanía».

Afirmó que ellos son el altavoz adecuado para «contar y conectar con contextos y problemáticas a menudo olvidadas», de las que «debemos de ser partícipes y ejemplifican la importancia de colaborar con nuestras acciones al beneficio de la ciudadanía”, agregó.

En ese sentido, la Junta mantiene desde 1994 su compromiso con la Cooperación Internacional para el Desarrollo (durante casi 30 años) a través de políticas que respaldan la labor de los cooperantes, tanto mediante el impulso a las intervenciones que se realizan en países empobrecidos como favoreciendo la creación de una cultura de la solidaridad en la Comunidad.

Y es que, el cooperante es el «mejor ejemplo de la ejecución de esa cooperación y de la capacidad de sensibilización por parte de la sociedad ante un hecho real que está a las puertas, como es la pobreza y la falta de desarrollo en muchos lugares del mundo«. El compromiso de Alfonso Fernández Mañueco y del Gobierno regional es «total y absoluto», dejó claro.

Subvenciones

En junio se publicó la convocatoria de subvenciones para intervenciones de desarrollo en países empobrecidos 2022 con una dotación total de 3,6 millones de euros, de los cuales 230.000 irán destinados a microacciones en el exterior, que son intervenciones puntuales complementarias a procesos de desarrollo.

En las próximas semanas, las entidades conocerán la propuesta de resolución de las microacciones en el exterior y en el mes de octubre está prevista la resolución de los proyectos de desarrollo. En total se han presentado 21 microacciones y 46 proyectos y está previsto que puedan financiarse cerca de 30 intervenciones que mejorará la vida de las poblaciones más vulnerables en países en desarrollo.

La complejidad de esta convocatoria precisa de una valoración técnica muy específica que pone el foco en garantizar la sostenibilidad de los procesos implementados. Como novedades importantes se ha se incrementado la cuantía máxima financiable a 300.000 euros por proyecto y se permitía presentar dos solicitudes por modalidad de la convocatoria (antes solo se permitía una por modalidad).

Además de estas líneas, el Consejero de la Presidencia trasladó que “en lo que va de legislatura ya se han aprobado seis subvenciones directas destinadas a situaciones de emergencia, crisis cronificadas y ayudas humanitarias por valor de 200.000 euros, considerando que la capacidad de respuesta inmediata de la cooperación española en cualquier tipo de catástrofes resulta fundamental».

Ayuda a la Coodecyl

Por otro lado, Carnero recordó que ayer “la Junta acaba concedió en el Consejo de Gobierno una ayuda, por valor de 60.000 euros, a la Coordinadora de Organizaciones de Desarrollo de Castilla y León (Coodecyl) para continuar trabajando en su lucha contra pobreza, la desigualdad y la defensa de los Derechos Humanos”.

“Este es un ejemplo claro del compromiso del Gobierno de Alfonso Fernández Mañueco con la cooperación al desarrollo, que servirá para que la Coodecyl gestione adecuadamente el Programa de Voluntariado en Cooperación Internacional, reforzando con ello la posición de la entidad como agente aglutinador del sector de agentes sociales en cooperación al desarrollo en Castilla y León», subrayó.

El objetivo es avanzar en la «sensibilización de toda la sociedad a través de una experiencia de voluntariado y cooperación in situ, centrada en los ámbitos de sanidad, mujer, infancia, mayores, medio ambiente, alimentación, formación o desarrollo económico sostenible».

La Coodecyl coordinará y gestionará tanto las propuestas de plazas ofertadas por las organizaciones de cooperación al desarrollo como de las personas que participen como voluntarios.

La Coordinadora agrupa actualmente a más de 76 organizaciones no gubernamentales para el desarrollo de la Comunidad aglutinan el 72% de los fondos que las administraciones públicas de Castilla y León destinan a cooperación internacional.