Luis Horcajada.
Luis Horcajada.

n n n Segovia vivió ayer el día grande de su con el tradicional desfile y baile en la Plaza Mayor, que llenaron las calles de la ciudad de cientos de colores, disfraces de todo tipo y, sobre todo, mucha fiesta y alegría. Previamente, durante el lunes día 12, el protagonismo de la celebración fue para los niños, con el concurso infantil de pintura por la mañana y el desfile infantil de disfraces por la tarde, seguido del concurso de comparsas que finalizó con una buena chocolatada y una disco-móvil. Los más pequeños también fueron los protagonistas en la primera actividad del día de ayer, con el concurso infantil de disfraces realizado en el Centro Cultural San José.

Ya en la tarde-noche comenzaron los eventos principales de estas fiestas. A las 20:00 comenzó el Gran Desfile de Carnaval, que recorrió el casco urbano de Segovia desde la iglesia de San Clemente hasta la Plaza Mayor, amenizado con el pasacalles de la compañía Kull D´Sac y su espectáculo Le Mascherate, y la participación de las Comparsas del Carnaval Segoviano, que estuvieron acompañadas por los Batucones, Puntillo Canalla, las charangas Jaleo, La sublime, Gurugú y Batucada de Carbonero. Una vez en el destino, dio comienzo el Gran Baile a cargo de la orquesta Marsella y se sirvió el tradicional potaje carnavalero elaborado por la Asociación de Cocineros de Segovia.

Los actos del Carnaval continúan hoy con el Entierro de la Sardina, que procesionará a partir de las 19:00 desde la Plaza de San Martín hacia la hoguera encendida en la Plaza Mayor, acompañado por la música de la Escuela de Dulzaina.