Carmen Sánchez Peinador preside la delegación regional de la SEMG

La doctora de la zona de Cantalejo cuenta en la directiva con otras dos médicos que ejercen en Segovia, María Sanz Almazán y Jenny Dávalos Marín

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha designado a su nueva junta gestora en Castilla y León, cuya presidenta es la doctora Carmen Sánchez Peinador. La doctora vallisoletana ejerce en la zona básica de salud de Cantalejo, y antes trabajó en la de El Espinar. No es la única profesional vinculada a los servicios de la provincia de Segovia que forma parte de la directiva regional ya que las doctoras María Sanz Almazán, médico en la zona de Riaza, y Aíram Jenny Dávalos Marín, del servicio de Urgencias del Hospital General, ocupan dos vocalías .

Así, junto a Carmen Sánchez, integran la nueva junta gestora de SEMG Castilla y León otras cinco doctoras y cinco doctores. En concreto, está formada por Mª Teresa Jorge Bravo, como vicepresidenta primera; Javier Gamarra Ortiz, como vicepresidente segundo; Luis López Ballesteros como secretario; y Francisco Ortiz Sánchez, que continuará siendo tesorero. Los vocales serán Juan Jurado Moreno, María Sanz Almazán, María Isabel Río Álvarez, Ana Gajate García, Carlos Yair Durán Martínez y Aíram Jenny Dávalos Marín.

Una de las características de esta nueva junta de la Sociedad Castellano-leonesa de Médicos Generales y de Familia es que aúna, por un lado, la experiencia de muchos años en la Medicina de Familia de varios de sus miembros más veteranos, con la juventud y las ganas de aprender de otra parte de los que forman parte de la misma, como es el caso de la propia presidenta.

Para Carmen Sánchez Peinador, el nombramiento como presidenta de SEMG Castilla y León supone una responsabilidad y un reto. “Estamos en un momento en el que la situación de la Atención Primaria en nuestro país, y en nuestra comunidad, es crítica y preocupante y, ante ello, son necesarias medidas urgentes que permitan mejorar, reorganizar y reformar la Atención Primaria”. Esta petición está en la línea del Documento de propuestas para la reorganización de las consultas de los centros de salud enviado a principios de octubre por la SEMG nacional, tanto al Ministerio de Sanidad como a las consejerías, entre ellas, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

En este sentido, el nuevo equipo de SEMG Castilla y León empleará sus esfuerzos en trabajar por la mejora de la profesión y de la especialidad de Medicina de Familia en la región castellano-leonesa. Para ello, entablarán contactos con la Administración sanitaria y otras entidades de cara al impulso y solución de los problemas de carácter formativo y profesional, y a la defensa del médico de Familia y su labor tras la reciente crisis sanitaria por la pandemia por coronavirus.

Desde SEMG Castilla y León también creen que es importante cuidar la formación y motivación de los profesionales, por ello apuestan por la realización de jornadas regionales, como las VI Jornadas Castellano-Leonesas de Medicina General y de Familia que tendrán lugar en León los días 19 y 20 de noviembre, con un programa basado “en los problemas que podemos encontrar en el día a día en nuestras consultas, y contenidos científicos que puedan resultar útiles al médico de familia”, en palabras de la nueva presidenta.

Otra prioridad para la Sociedad Castellano Leonesa son los médicos residentes de Medicina Familiar y Comunitaria y su adecuada formación. “Queremos que, durante los años de formación, los residentes sientan que nuestra sociedad es cercana a ellos, a sus inquietudes y a la realidad que van viviendo durante la residencia”. Para ello, desde SEMG Castilla y León cuidarán su formación, sirviendo de guía, facilitando la investigación y el acceso y la pertenencia a grupos de trabajo. En definitiva, trabajarán para que vean en la SEMG “una oportunidad de conocer a otros compañeros médicos de familia que trabajan o se forman en otras Comunidades Autónomas, con los que relacionarse y trabajar juntos, creando lazos y aumentando el sentimiento y la vocación de ser médicos de familia”, según Carmen Sánchez.