Olombrada 2
Carteles en la señal de acceso a Olombrada. /E.A.

La provincia se ha sumado este miércoles a la protesta celebrada ante el Congreso de los Diputados en Madrid, en el segundo aniversario de la Revuelta de la España Vaciada, la gran manifestación que tuvo lugar en la capital el 31 de marzo de 2019, en la que se exigió atención para estos territorios del medio rural, prácticamente el 70% de la superficie total de España. Han pasado dos años y sus reivindicaciones no han sido atendidas por las administraciones, por lo que han vuelto a salir a la calle para seguir luchando por el presente y el futuro de sus pueblos.

“También es patriotismo seguir luchando por la igualdad y equidad entre españoles, sin importar el lugar en el que vivan”

El tañido de dos grandes campanas irrumpió a las doce del mediodía frente al Congreso para renovar las protestas y demostrar que la España Vaciada “sigue latiendo”. En las localidades segovianas de Aguilafuente, Ayllón, Barbolla, Boceguillas, Caballar, Castroserracín, La Matilla, Navalmanzano, Santa María la Real de Nieva, Santiuste de San Juan Bautista, Sepúlveda, Lastras de Cuéllar, Fuente el Olmo de Fuentidueña, Cedillo de la Torre y Aldeonsancho (Cantalejo) también tañeron las campanas de las iglesias o ayuntamientos durante quince minutos, como forma de protesta de los colectivos de la España rural ante la “falta de compromisos políticos reales”, demandando que se traduzcan en “hechos palpables” contra la despoblación. Además se colocaron carteles de la ‘E revuelta’, en las señales identificativas con el nombre de la localidad, puertas, ventanas, balcones, vehículos, consultorios médicos y otras instituciones, para recordar que “también es patriotismo seguir luchando por la igualdad y equidad entre españoles, sin importar el lugar en el que vivan”.

Asimismo, la pasada noche edificios públicos o monumentos, como el Teatro Juan Bravo de Segovia se iluminaron con luz roja, para visibilizar el problema de la despoblación, e igualmente, mostrar unidad para revertirlo.

“Sentimos que seguimos en la casilla de salida”

Un total de 160 organizaciones, ubicadas en 28 provincias de la España Vaciada, entre ellas Segovia, integran la Coordinadora de la España Vaciada. La Plataforma de Segovia ha seguido creciendo en los dos últimos años, formada por las siguientes asociaciones y colectivos: Codinse, Segovia Sur, Honorse Tierra de Pinares, Unión de Campesinos de Segovia, Ismur, Escuelas Campesinas, Grupo de Asociaciones de Tierra de Pinares, Segovia Viva y SOS Ayllón. Varios representantes de estos colectivos se trasladaron a Madrid para participar en la protesta en la Carrera de San Jerónimo, donde los manifestantes, tras tañer dos grandes campanas instaladas sobre una tarima, leyeron un manifiesto. “Sentimos que seguimos en la casilla de salida”, lamentaron, según recogió Efe, tras recordar la gran movilización vivida en 2019 y explicar que sus dos mensajes principales son: “Ser pocos no resta derechos” y “queremos futuro”.

Al destacar los logros, los convocantes pusieron de relieve que Teruel Existe consiguiese un escaño en el Congreso en las últimas elecciones generales y que la crisis territorial de la España Vaciada comience a estar más presente en las agendas políticas y mediáticas. “A pesar de las adversidades que nos han tocado vivir, el latido de la España Vaciada resiste, contra viento, marea y olvido”, destacaron, en referencia a la pandemia y añadieron: “No más excusas, no más titubeos, nuestra paciencia se está agotando; las gentes de la España Vaciada decimos basta”.

Los manifestantes en Madrid vistieron camisetas blancas con una gran letra E mayúscula serigrafiada de forma invertida en el torso, junto al mensaje #SigueLatiendo, y cuando uno de los participantes lamentó la emigración desde muchos pueblos españoles, mostraron una gran maleta de atrezo con el mensaje: “Mi maleta está llena de promesas incumplidas”.

Susana Gómez-Alcaldesa de Caballar: la pequeña localidad de Caballar, con 85 habitantes, también se unió a las reivindicaciones de la España Vaciada. Su alcaldesa, Susana Gómez, explicaba ayer que “seguimos con las mismas carencias que hace dos años. La falta de una buena cobertura móvil es nuestra principal carencia, un servicio básico fundamental”.

Silvia Olmos-Concejal de Cultura de Navalmanzano: “Nos hemos sumado a la protesta con el toque de campanas, ayer iluminamos el reloj del Ayuntamiento y los más pequeños han realizado un mural sobre su pueblo con mensajes en corazones. Navalmanzano tiene los servicios básicos, pero la provincia no está fuerte, por eso pensamos que es mejor estar
todos juntos”.

Pilar Ares-Alcaldesa de Santa María la Real de Nieva: “Es muy importante que demos publicidad a los pueblos, porque se vive muy bien. Yo llevo 17 años aquí en Santa María, después de vivir en Madrid, y estoy encantada. En Madrid hay mucha gente, pero al final estás solo. Necesitamos tener los mínimos servicios para hacer atractivos los pueblos y ayudar a las empresas a que puedan implantarse”.

Claudia Mateo-Concejal de Cultura de Aguilafuente: En Aguilafuente, fueron varios los edificios y monumentos que se iluminaron de rojo en la noche del martes, y ayer también repicaron las campanas. Claudia Mateo, integrante asimismo de ‘Segovia Viva’, reivindica “un pacto de Estado por el mundo rural, el 70% del territorio nacional, casi vacío. Necesitamos cosas básicas como una sanidad rural de calidad. Que actúen ya y se dejen de tanta palabrería”.

Tendencia “irremediable”

Jóvenes de Castilla y León ha participado esta semana en la presentación en el Senado del ‘Estudio de percepción de los avances realizados en la España Despoblada desde el 31 marzo de 2019’, fecha de la manifestación por la España Vaciada en Madrid y en la que han reivindicado que nadie diga que el problema demográfico es una tendencia “irremediable”. La medición, según informa Europa Press, ha sido elaborada por la Cátedra contra la Despoblación y Reto Demográfico de Next Educación, a partir de las opiniones de 200 voces representativas del medio rural (individuales y colectivas) que incluyen plataformas, ayuntamientos, diputaciones, periodistas y entidades.

La segoviana Silvia del Río, representante de Jóvenes de Castilla y León, comenzó su discurso incidiendo en que es “imprescindible” poner el foco en el reto demográfico, “porque es más necesario que nunca abordarlo”, hablar de un país que avanza a “dos velocidades” y reclamar soluciones para una España vaciada que se desangra ante la “falta de oportunidades”, ante “la falta de un mayor empuje político” que dé alguna opción a las nuevas generaciones para que no crecer bajo la conciencia de tener que emigrar, “porque no hay otra salida”. “Cada año nos vamos de Castilla y León miles de jóvenes, teniendo como único objetivo un futuro digno que no encontramos en nuestra comunidad, porque quedarnos, suele suponer renunciar a nuestra cualificación y aspiraciones”, señala. A pesar de los datos tan alarmantes en cuanto a despoblación que sufre la comunidad, Silvia del Río hace un llamamiento a no resignarse y a no permitir que nadie diga que el problema demográfico es una tendencia “irremediable”. “La semilla de esperanza que hemos sembrado germina mirando hacia una meta común: la supresión de las desigualdades territoriales y la igualdad de oportunidades”, concluyendo con “queremos poder quedarnos, queremos poder volver”.