El delegado territorial y la jefa de Movilidad atienden las explicaciones de uno de los tecnicos de vialidad en uno de las nuevas quitanieves. / EL ADELANTADO
El delegado territorial y la jefa de Movilidad atienden las explicaciones de uno de los tecnicos de vialidad en uno de las nuevas quitanieves. / EL ADELANTADO

La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León coordina el operativo de la campaña de riesgos invernales en la provincia de Segovia, para hacer frente a fenómenos meteorológicos adversos, especialmente nevadas, y garantizar la coordinación, comunicación y colaboración entre las entidades públicas y privadas en la prevención, asistencia y protección ciudadana durante la temporada invernal.

El dispositivo está integrado por 138 profesionales, de los que 56 son personal de carreteras y 82 son agentes medioambientales y celadores de medio ambiente. A este contingente hay que sumar 221 voluntarios de las asociaciones y agrupaciones de Protección Civil de la provincia. Segovia dispone de 20 máquinas quitanieves, cuatro vehículos, tres autobombas y 16 almacenes de fundentes. La Gerencia de Emergencias Sanitarias cuenta con doce ambulancias, dos de ellas con soporte vital avanzado (UME) y el resto de soporte vital básico (SVB). Por su parte, la Gerencia de Asistencia Sanitaria dispone además de siete ambulancias convencionales y 22 ambulancias de transporte colectivo.

En cuanto a los silos y almacenes de fundentes, la Consejería de Movilidad y Transformación Digital acaba de adjudicar un contrato por valor de 482.615 euros para la extensión de ese proceso de instalación de sensores al resto de las provincias de la Comunidad Autónoma.

El operativo está en marcha desde el 1 de noviembre y se prolongará hasta el 30 de abril, de acuerdo con los protocolos establecidos en el Plan de Protección Civil de Castilla y León (PLANCAL), que se desarrolla en tres niveles: en el ámbito interno de la Junta, con la coordinación de Protección Civil, Carreteras, Medio Ambiente, Sanidad, Educación y Servicios Sociales; en el ámbito interadministrativo, entre la Junta de Castilla y León (con sus nueve delegaciones territoriales), la Delegación del Gobierno (con sus nueve subdelegaciones, más carreteras estatales, Guardia Civil y la UME), las confederaciones hidrográficas, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos; y en el ámbito de colaboración con las empresas de suministro y prestación de servicios básicos: de agua, luz, gas y combustible, de telecomunicaciones, de transporte o de autopistas y vías de peaje.

El operativo fue presentado este jueves por el delegado territorial, José Mazarías, acompañado por la secretaria territorial de la Delegación, Ana Isabel Fuente, y por la jefa del Servicio Territorial de Movilidad y Transformación Digital, Natalia Flórez. Mazarías destacó «la importancia en esta campaña de la coordinación y colaboración en todos los ámbitos que pueden verse afectados, desde la atención sanitaria, al suministro de las empresas proveedoras de servicios básicos o la vialidad de las carreteras, así como de todos los servicios de emergencias de las administraciones estatal, autonómica, provincial y local».

Balance de la campaña invernal 2021-2022

Como datos estadísticos, con relación a la campaña de riesgos invernales 2021-2022, los incidentes gestionados por el 1-1-2 en la provincia de Segovia fueron 156: 67 vehículos atrapados, 70 solicitudes de quitanieves y sal en carretera y 19 solicitudes de quitanieves y sal para la población. El invierno pasado registró un bajo consumo de fundentes comparado con años anteriores, debido a la climatología más suave. Este consumo ascendió a las 1.743,20 toneladas.

La primera nevada de consideración se produjo del 3 al 6 de noviembre y la última fue ya tardía entre el 19 y 23 de abril, con abundante precipitación en la sierra. En total, se contabilizaron 50 días con nieve, que cayó especialmente en la zona de la sierra. El episodio de nieve más intenso de todo el invierno aconteció entre el 22 y 29 de noviembre, con nevadas en cotas bajas.

En cuanto a temperaturas el invierno pasado fue templado, entró pronto y fuerte durante el mes de noviembre y también se despidió tarde con una importante nevada a finales de abril. Las temperaturas mínimas alcanzadas se registraron en el Puerto de Navacerrada, con menos 8,9 grados el día 2 de abril, y menos 9,7 grados en La Pinilla el 6 de enero.