Caja Rural Carrera Marcha Solidaria 41
La prueba deportiva tuvo espacio para todas las categorías. /KAMARERO

La nueva normalidad se asienta ya casi de forma definitiva en todas las actividades de la ciudad,  que este año está recuperando el pulso social a través del regreso de algunos de los eventos más multitudinarios, cuya celebración estaba limitada por la pandemia. Aunque en 2021 la Fundación Caja Rural ya celebró su carrera popular y marcha solidaria, este año, atletas y andariegos han podido disfrutar del recorrido en su plenitud y sin mascarillas, lo cual ha elevado muy significativamente la participación para situarla en niveles incluso superiores a antes de la pandemia.

Cerca de 2.700 personas entre corredores y marchadores tomaron parte en la undécima edición de esta iniciativa a caballo entre el deporte y la solidaridad, que en el caso de la carrera tenía este año la particularidad de integrarse en el circuito de pruebas atléticas del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

A las 10,30 horas, la Plaza de los Dolores de La Granja de San Ildefonso fue el escenario elegido para la salida de la prueba atlética, que con un recorrido  de 18 kilómetros proponía a los participantes un trazado tan bonito como exigente físicamente. Cerca de 300 corredores concluyeron la prueba, cuyo vencedor fue el segoviano Javier García Velasco (Triatlón Soriano), que realizó un tiempo de 56, 14 minutos.

El podio en categoría masculina fue completado por David Berzal de Luis  (59’ 50”) y Pedro Luis Gómz Moreno (1,00’ 51”), mientras que en féminas, la ganadora fue Sandra San Miguel (Sprint León) con un tiempo de 1,07’ 48”, seguida de Belén Vaya (1, 14’ 00” ) y Montse Prieto Reguillón (1, 15’ 14”).

De forma simultánea a la prueba deportiva, y desde la Avenida del Acueducto, los participantes en la marcha salían para recorrer los cerca de 7 kilómetros del trazado urbano que llevó a los participantes por el ‘cinturón verde’ de la ciudad  en una deliciosa mañana en la que el buen tiempo favoreció poder disfrutar del recorrido. La alcaldesa Clara Martín y una nutrida representación de ediles de varios grupos políticos participaron también en el recorrido, que completaron en poco más de una hora.

Tras su llegada a la meta, corredores y marchadores pudieron disfrutar de un contundente almuerzo para reponer fuerzas compuesto por huevos fritos y chorizo  elaborado por la Asociación de Cocineros de Segovia, y servido por voluntarios del Banco de Alimentos y amenizado por la música de la banda segoviana ‘Still Rock’

Al concluir, Beatriz Serrano, gerente de la Fundación Caja Rural no ocultaba su satisfacción por el éxito de la prueba, y quiso agradecer el esfuerzo de voluntarios y patrocinadores para hacer posible una nueva edición, que destinará su recaudación a los proyectos solidarios y asistenciales de la Asociación contra el Cáncer de Segovia.

Carrera Popular y Marcha Solidaria de la Fundación Caja Rural