examen ebau 1
Los estudiantes concentrados en la primera prueba de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad. / NEREA LLORENTE

La experiencia adquirida el pasado curso por los vocales de centro, vigilantes y miembros de los tribunales de examen para aplicar  las medidas de seguridad frente al Covid-19 se ha hecho notar en el inicio de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) que por segundo año se celebra bajo la influencia de la pandemia.

En la jornada de estreno de la EBAU 2021, vivida este miércoles, 9 de junio, ha habido más dominio de la situación, así como más agilidad, seguridad y templanza para cumplir  con el uso de la mascarilla, la distancia de separación, los accesos separados y el doble circuito, demostrando, una vez más, la capacidad de adaptación de los segovianos. Una seguridad que los profesores quisieron transmitir a sus alumnos pero que no logró evitar que los nervios se apoderaran de los jóvenes poco antes de empezar los exámenes con los que sienten que se juegan su futuro. “Con Covid o sin Covid, aquí lo que cuenta es sumar puntos, décimas para subir la nota y poder entrar en la carrera que quieres”, decía este miércoles una bachiller que comentaba con sus padres las preguntas del primer examen a las puertas del Campus María Zambrano.

Las instalaciones de la primera y segunda fase del campus de la Universidad de Valladolid (UVa) acogen los días 9, 10 y 11 de junio dos sedes de los tribunales de examen; el instituto Andrés Laguna otra; y hay una cuarta, como novedad de esta convocatoria, en el instituto María Moliner.  Estos dos centros de Educación Secundaria han brindado sus puertas para que solo pudieran entrar a sus instalaciones profesores y alumnos, manteniendo las normas de control que han aplicado durante todo el curso.

La convocatoria ordinaria de la EBAU de 2021 suma 766 inscritos para realizar la serie de pruebas que comenzaron este miércoles, continúan hoy jueves y terminan el viernes.

La primera jornada ha estado marcada por los nervios del debut y por el calor que especialmente se hizo notar en la sesión de la tarde.

5 4nerea tribunal ebau
Integrantes del tribunal de la sede 1, presidido por Ana Cristina López. / NEREA LLORENTE

A las ocho de la mañana ya se veían estudiantes, padres y profesores en las proximidades de los puntos de examen. La Policía Local controló los accesos para evitar aglomeraciones y procedió al corte de tráfico en calles próximas al campus de la UVa. Los estudiantes de cada centro tenían asignada una puerta de entrada y en pocos minutos fueron accediendo en fila, de uno en uno, al aula donde llevaron a cabo los ejercicios. En esta ocasión, a diferencia del pasado año, está permitido que los estudiantes porten su mochila, un bulto único que pueden tener a sus pies.

No hubo bajas causadas por el Covid entre los inscritos en Segovia, pero sí dos en todo el distrito de la Universidad de Valladolid, que alcanza una matrícula en esta selectividad de 4.460 aspirantes, incluyendo también los campus de Valladolid, Soria y Palencia. Según ha confirmado la UVa, hay dos jóvenes en cuarentena hasta el 12 de junio que no han podido acudir a los exámenes. Harán la EBAU en la convocatoria extraordinaria de julio aunque en su expediente académico quedará registrado en la cita ordinaria de junio.

A las nueve de la mañana llegó el momento de la verdad, el encuentro con las preguntas. Primero se enfrentaron a la prueba de Lengua Castellana y Literatura de la que salieron satisfechos, en  líneas generales, y después a los temas de Historia de España, donde se pasaron más apuros. La materia de Historia siempre preocupa a los chicos porque tiene un temario muy amplio y suele ser un examen difícil, en el que tienen que  pensar bien las preguntas que eligen entre las opciones que se presentan, según comentaba un experto vocal de centro que este miércoles acompañaba a sus alumnos.  Por la tarde, ya más tranquilos pero con botellas de agua en la mano para paliar el calor, los bachilleres hicieron los ejercicios de lengua extranjera.

Contenidos

La prueba de Lengua Castellana y Literatura comenzaba con comentario y análisis de texto sobre artículos firmados por David Trueba y Manuel Vicent en los que se abordaba la polémica sobre los impuestos y los cambios de residencia de algunos ‘influencers’ para esquivar la tributación, en el primer caso, y el poder de Twitter y su capacidad de silenciar a personalidades como el expresidente de Estados Unidos Donald Trump cuando todavía ocupaba la Casa Blanca, en el caso de segundo articulista.

El teatro de Buero Vallejo, la novela de Eduardo Mendoza, la poesía modernista y la Generación del 98 -con Rubén Darío y Antonio Machado como exponentes-, completaron ese examen.

Los bloques optativos en Historia han tenido al siglo XIX como protagonista (Motín de Aranjuez, Constitución de 1812 acuerdo de Vergara y desamortizaciones de Madoz y Mendizábal), pero también el XX con la II República, Guerra Civil y Democracia (Revolución de Asturias de 1934, análisis político de los bandos contendientes, oposición al régimen franquista y Adolfo Suárez).

Hoy, 10 de junio, será el turno de las materias troncales en función de la modalidad de Bachillerato elegido (Matemáticas, Latín, Fundamentos del Arte, Biología, Economía de la Empresa, Artes Escénicas, Dibujo Técnico, Geografía, Cultura Audiovisual, Física, Griego y Diseño).

El último día, viernes 11 de junio, las pruebas serán de Geología, Historia de la Filosofía y nuevamente de Lengua Extranjera para quien desee subir nota.

Las calificaciones serán publicadas el 18 de junio a partir de las 12 horas y el plazo para la solicitud de revisión de exámenes será del 21 al 23 de junio, mientras que el resultado definitivo, en este último caso, se conocerá el 30 de junio.

En Castilla y León han sido convocados los 11.266 estudiantes matriculados, 502 menos que el año pasado y en su mayor parte inscritos en la Universidad de Valladolid (4.460), por delante de la de Salamanca (2.731), de Burgos (2.071) y León (2.004).

Murcia, el pasado 1 de junio, ha sido la comunidad autónoma más madrugadora de la EBAU, un día antes que La Rioja y Navarra, mientras que el 7 de junio comenzaron Cantabria, Castilla-La Mancha y Madrid.

Ocho autonomías abrieron la EBAU el 8 de junio: Aragón, Asturias, Islas Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y País Vasco.

Las últimas comunidades, desde este miércoles, han sido Islas Canarias y Castilla y León, antes de que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla cierren a partir del 15 de junio.

EBAU SELECTIVIDAD CAMPUS MARIA ZAMBRANO
Grupo de madres de alumnas de Cantalejo que acompañaron a sus hijas a los exámenes. / NEREA LLORENTE

Madres sufridoras

“Estoy sufriendo más con la selectividad que con mis oposiciones”, comentaba este miércoles Ana de Lucas mientras buscaba y ordenaba los apuntes de Historia de sus hijas e intentaba tranquilizarlas poco antes de que entraran a hacer la prueba de esta asignatura. Esta madre, enfermera de profesión, aseguraba que la última semana de preparación de la EBAU todo ha sido nervios, ansiedad y llanto en su casa. “Se han pasado los días llorando— añadía—, llorar y estudiar, estudiar y llorar, así todo el rato”. Ana de Lucas vino con sus hijas desde Cantalejo al Campus María Zambrano donde se encontró con otras familias de la localidad y allí, las madres juntas han hecho guardia durante los exámenes. “Esta mañana—apuntaba— en el coche había mucha adrenalina porque vienen a la EBAU muy nerviosas, no conocen el lugar de examen y les preocupa conseguir la nota de corte”. Pero no todas parecían igual de nerviosas: su vecina de Cantalejo, Mayte Esteban, aseguraba que su hija es “la calma personalizada”. “Estoy yo más nerviosa que ella”, dijo la madre sufridora.

Entre las familias se dejó caer una queja porque, según reprocharon,  no se había dado prioridad en el acceso a las personas con movilidad reducida, ni se había aportado una silla para que pudieran esperar.