Alumnos a la salida de clase. / KAMARERO

Los equipos directivos de los centros educativos acudieron durante el fin de semana pasado a sus colegios e institutos para encender los sistemas de calor con el fin de ir caldeando las instalaciones antes de la llegada de los alumnos prevista para el lunes 11. Ante el aviso de la llegada del temporal de frío y nieve, y entendiendo que los centros llevaban cerrados 20 días en pleno invierno, los responsables de Educación dieron instrucciones el pasado viernes 8 de enero para que se pusieran en funcionamiento las calefacciones. Se quería así evitar que los estudiantes pasaran frío cuando regresaran de las vacaciones y detectar si había algún fallo en el sistema de climatización para poder repararlo lo antes posible.

Por otro lado, los efectos del paso de la borrasca ‘Filomena’ y la llegada de la primera ola de frío del invierno se han hecho notar ligeramente en la actividad escolar este martes cuando reiniciaban las clases los alumnos de los centros educativos de la provincia, un día después que sus compañeros de la capital.

Un total de ocho rutas de transporte escolar fueron suspendidas a primera hora de la mañana del martes, día 12 de enero, debido al riesgo que suponía la presencia de nieve helada o hielo en las carreteras por las que los autobuses escolares deben transitar. La cancelación fue parcial en cuatro rutas y completa, en otras cuatro. En total, 102 alumnos de Secundaria no han podido asistir a clase en el primer día del curso del nuevo año, según los datos aportados por la Delegación Territorial de la Junta.

Todos los servicios suspendidos corresponden a  itinerarios que llevan alumnos de Educación Secundaria desde sus pueblos de residencia a los institutos donde estudian. Así, las rutas afectadas transportan estudiantes desde un total de 17 núcleos de población al IES ‘Hoces del Duratón’, de Cantalejo; IES ‘Cauca Romana’, de Coca; IES ‘Sierra de Ayllón’, de Ayllón; IES ‘Vega de Pirón’, de Carbonero el Mayor; y al IES ‘Marqués de Lozoya’, de Cuéllar.

La Consejería de Educación estima que la incidencia ha sido de 0,43 por ciento entre  22.527 alumnos de centros públicos y privados de Infantil, Primaria y Secundaria que hay en la red provincia. Cada jornada lectiva se activan 171 rutas de transporte escolar, y salvo las ocho antes señaladas, el resto pudieron llevar a los estudiantes a los centros educativos y de regreso a sus localidades.

Dentro de la Comunidad, Soria y Ávila han sido las provincias que más ausencias justificadas han tenido por causas meteorológicas, hielo y nieve en la primera jornada de completa normalidad en los colegios e institutos de Castilla y León, después de las vacaciones de Navidad. No han acudido a clase este martes, debido a las consecuencias del temporal de nieve y bajas temperaturas, un total de 1.519 estudiantes, el 0,46 por ciento del censo académico no universitaria durante este curso 2020/2021, han informado fuentes de la Consejería de Educación.

La Dirección Provincial de Educación comunica que no ha habido ninguna otra incidencia destacable tras el regreso de las vacaciones de Navidad, si bien en el colegio Santa Clara de Cuéllar hoy se reduce la jornada lectiva debido a una avería en la red de calefacción por biomasa (ver página 18).

El titular provincial de Educación, Diego del Pozo, asegura que la decisión de retrasar un día la vuelta a las clases en la zona rural es “acertada” y la “más recomendable que se podía tomar, sobre todo por una cuestión de precaución”.   Uno de los factores que influyó para que la Consejería tomara esta medida, que ha sido criticada por varios alcaldes del alfoz, se basa en que muchos profesores se habían quedado atrapados fuera de Segovia, sobre todo los procedentes de Madrid y  del sur de España, y sin poder desplazarse.

Sin profesores

Diego del Pozo asegura que en las zonas rurales hay mucha más interinidad que entre los equipos de la capital. “La mayor parte de los docentes que son de fuera tenían previsto regresar durante el fin de semana al lugar donde ejercen su actividad, y no lo pudieron hacer, por lo que el lunes íbamos a tener un importante número de faltas”, dice el director provincial de Educación.  Según su argumentación aunque los estudiantes pudieran llegar a clases en muchos casos podrían encontrarse si profesor. Evidentemente, a los escolares no se les puede dejar o mandar solos a casa pero, además, ahora no se pueden  juntar varios grupos.

En “condiciones normales” las faltas de los profesores “se solucionan juntando grupos y pasando a los chicos al salón de actos o a la biblioteca para que hagan actividades pero con las medidas anticovid esto no es viable”, dice Diego del Pozo. Entiende las molestias que se han generado a las familias  pero defiende que  “por encima está salvaguardar la integridad de los alumnos, de los profesores y de todos los trabajadores de los centros”.

Agradecimiento

La Dirección Provincial de Educación agradece el trabajo que han desarrollado los operarios municipales “desde la capital hasta el pueblo más pequeño” para limpiar la nieve y el hielo de los accesos a los colegios. También elogia la actuación de los trabajadores de los institutos que han desarrollado esta misma labor en los centros de Secundaria.