Agentes de la Policía Local junto al Acueducto, una de las zonas de la ciudad que congrega a más personas y, especialmente, a visitantes los fines de semana. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Segovia ha entrado en la ‘España de la mascarilla obligatoria’ con la aplicación de las primeras sanciones por incumplimiento. En concreto, la Policía Local ha tramitado en una jornada tres multas por no llevar puesta la mascarilla y otras 19 a personas que no guardaban la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros.  Estas 19 personas se encontraban reunidas en un local de la calle La Hoya, del barrio de San Lorenzo, que fue desalojado automáticamente. La concejala de Seguridad, Raquel de Frutos García, asegura que este local no estaba autorizado para hacer reuniones, ni cumplía las exigencias de aforo ni de distancia individual requeridas para frenar la propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

La sanción por no llevar la mascarilla es de 100 euros en Castilla y León, cuyo uso con carácter general es obligatorio desde las 00.00 horas del 18 de julio. El valor de la sanción viene de la aplicación del Real Decreto-ley 21/2020 de 9 de junio, si bien “falta que la Junta de Castilla y León saque el régimen sancionador de Castilla y León”, ha apuntado la concejala de Segovia.

 Obligación

Castilla y León se ha sumado este sábado a las autonomías en las que es obligatorio el uso de mascarilla en las vías públicas, ámbitos urbanos al aire libre y espacios cerrados de uso público o abiertos al público aunque se cumpla obligatoriamente con la distancia de seguridad interpersonal de metro y medio. Es decir, es obligatorio mantener la separación y estar bien cubierto con la máscara para todas las personas mayores de 6 año.

La mascarilla debe cubrir desde la parte del tabique nasal hasta la barbilla incluida, sin válvula exhalatoria salvo en los casos profesionales en los que esté indicada.

Asimismo, según el acuerdo de la Junta de Castilla y León publicado en el Bocyl el viernes 17 de julio, es obligatoria en el transporte público y privado, excepto cuando los ocupantes sean todos convivientes, y en el caso de las motocicletas y ciclomotores deberán llevar mascarilla o casco integral.

Solo se puede estar sin esta prenda cuando se consuman alimentos y bebidas; durante la práctica de actividad física; en espacios de la naturaleza o al aire libre, fuera de los núcleos de población; y en piscinas, siempre que se mantenga la distancia interpersonal.

Más allá de la tramitación de las 22 sanciones antes indicadas, durante la primera jornada de aplicación de estas exigencias los agentes locales desarrollaron una intensa labor de información ciudadana sobre las medidas impuestas por la Junta para reducir el riesgo de transmisión del virus que causa la Covid-19. En los próximos días, las instituciones con competencia en materia de seguridad analizarán la actividad de este fin de semana y la respuesta de los segovianos a los nuevos requerimientos.

La concejala Raquel de Frutos García ve conveniente el desarrollo de un plan conjunto de acción de la Policía Local y la Policía Nacional, en el que también estén implicados servicios y áreas de Participación Ciudadana. Asegura que en los próximos días trabajará dentro y fuera del Ayuntamiento en esta dirección para coordinar actuaciones que contribuyan a proteger la salud ciudadana y a velar por el cumplimiento del uso de la mascarilla y la distancia de seguridad, así como a evitar el consumo de alcohol en la vía pública, un tema que preocupa especialmente en la Concejalía de Seguridad y en la Policía Local.

Por lo pronto,  Raquel de Frutos anuncia se que a reforzar la vigilancia en las calles los fines de semana, especialmente en las zonas donde se vienen dando más aglomeraciones y grupos consumiendo bebidas fuera de los bares o terrazas. Va a  haber más patrullas y agentes por la ciudad, dice la concejala.

 Beber en la calle

El intendente jefe de la Policía Local, Julio Rodríguez Fuentetaja, se muestra claramente preocupado con algunas actitudes de relajación ante la amenaza activa del Covid con las que se encuentran los  agentes. “No se puede consumir en la calle, salvo en terrazas autorizadas, nunca y menos ahora que tenemos un problema de salud importante”, advierte el jefe de la Policía Local, recordando que en las terrazas también se requiera llevar mascarilla puesta y en todo momento hay que guardar distancias. “Hay gente que cree que esto ya ha pasado y se relaja, sin ver lo que está pasando muy cerca de nosotros” dice Julio Rodríguez apelando a la responsabilidad ciudadana para seguir con rigor las medidas indicadas por las autoridades sanitarias y administrativas. 