Jesus Blanco 02
El doctor Jesús Blanco Varela, coordinador de las UCI de los hospitales de la Comunidad. / EA

El coordinador de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales de Castilla y León, Jesús Blanco Varela, siempre precavido y atento a la evolución del Covid-19, más aún ante una posible coinfección con la gripe y la llegada de la variante ómicron, maneja varios planes de acción para afrontar cualquier eventualidad pero confía en la eficacia de la vacunas.

De momento, la situación “no es estresante” porque aunque se aprecia un aumento de casos que apareja un incremento de hospitalizaciones “tenemos suficientes camas libres para estar tranquilos”.

Las unidades de críticos de Castilla y León tienen 32 pacientes con Covid ingresados, y en concreto en la UCI de Segovia hay dos. “Tenemos recursos estructurales para atender a bastantes más”, dice Jesús Blanco, quien haciendo referencia directa a Segovia, asegura que el Hospital General tiene margen para manejar “perfectamente” la situación que pueda llegar en las próximas semanas.

Con los datos de este lunes en su ordenador, el doctor Blanco Varela precisa que del total de camas estructurales que hay en la Comunidad están ocupadas el 68% y “solo el 10% por pacientes Covid”. En términos generales, los hospitales grandes son los más presionados en esta sexta ola.

A la vez que insiste en que “no hay una situación explosiva”, el  coordinador regional de las UCI apoya su confianza en la protección generada por las vacunaciones masivas frente al Covid. “Desde luego la vacuna es un arma de seguridad para evitar un colapso de los hospitales”, afirma de forma contundente. Poco dado a hacer pronósticos con bolas de cristal y siempre basado en estudios y en estadísticas científicas, así como en la experiencia acumulada, remarca que “nunca” hemos llegado a afrontar una ola de la pandemia con un nivel tan alto de vacunados como el que hay actualmente. El 91,2% de la población diana de la Comunidad está totalmente vacunada, así como el 82,9% de la total. “Vamos a ver lo que pasa ahora pero los datos preliminares indican que la protección de la población va a ser suficiente como para que no haya un brote masivo y no haya colapso”, remarca el especialista en medicina intensiva.

Detalla  Blanco Varela que la mayor parte de los pacientes que están ingresando en cuidados intensivos, el 90%, tienen más de 60 años, por eso destaca la importancia de la campaña de vacunación que se pone en marcha esta semana destinada a administrar la dosis de refuerzo frente al Covid a este grupo de población más vulnerable.

Tiene muy claro que la vacuna no “hace a nadie invulnerable” ante el coronavirus porque  no llega a eliminar al cien por cien el peligro, pero “disminuye el riesgo de enfermar, de enfermar gravemente, de tener que ir al hospital, de ingresar en cuidados intensivos y de morir, si uno se infecta”.

Pocas horas antes de que el servicio de microbiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid comunicara este lunes, 29 de noviembre, la primera confirmación de la variante ómicron en España en un viajero procedente de Sudáfrica, Blanco Varela ya contemplaba su aparición en el país. Argumentaba que si se habían aislado casos en Portugal y en Francia de la nueva variante que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha denominado ómicron, era presumible su próxima aparición España. Sin embargo, entiende que todavía es difícil medir su contagiosidad y precisar su sintomatología específica.

“Ha sido aislada  apenas hace unos días, a mediados del mes de noviembre, por primera vez en Sudáfrica y han sido descritas sus mutaciones pero todavía es muy, muy temprano para saber el impacto clínico que tiene, la severidad de la enfermedad producida por esta variante y, segundo, si se escapa o no a las vacunas. Para esto habrá que esperar al menos 15 días o algo más”, declara Blanco Varela.

“Desde luego —comenta el coordinador de las UCI de los hospitales de Castilla y León— se han tomando medidas restrictivas de viajes  con  la parte sur de África muy llamativas y muy intensas cuando todavía no se sabe el impacto de esta variante”.